50 años de ilustrada soledad

Autor: Carmen Morán
Vía El País| Abril 6, 2017

Una edición con dibujos de la chilena Luisa Rivera celebra el medio siglo del libro más famoso de García Márquez

Es uno de los libros fetiche de la historia de la literatura y se ha editado en pasta dura, en bolsillo, en facsímil. Faltaba una edición ilustrada y la editorial Penguin Random House ha esperado un sonoro cumpleaños, el 50, para sacar Cien años de soledad a las librerías a todo color, una elegante edición para la que se ha contado con la ilustradora Luisa Rivera (Santiago de Chile, 29 años). Actualmente afincada en Londres, Rivera ha trasladado el realismo mágico de sus dibujos a las famosas páginas del colombiano.

Con un currículo nada desdeñable, Rivera ha tenido la oportunidad de “dialogar” con uno de los grandes, el colombiano Gabriel García Márquez (Arataca, 1927 – Ciudad de México 2014), premiado con el Nobel en 1982. Ella habla con todos los autores, “estén vivos o no”, cuando tiene que dibujar sus historias. “Busco información, trato de entender sus procesos. Esta vez pude conectar con uno de mis favoritos y me siento muy afortunada”, contesta mediante un correo electrónico desde la capital británica.

El director editorial de Penguin Random House, Claudio López Lamadrid, está satisfecho con el resultado, “elegante y económico” que permite una compra por 24,90 euros. Recuerda que esta edición ha tenido otro singular padrino: el hijo del escritor, el tipógrafo Gonzalo García Barcha, que ha creado el tipo de letra, Enrico, en especial para el libro. Las capitulares están adornadas por la ilustradora.

Cien años de soledad es un libro que sigue leyéndose en los centros escolares y que siempre será un objeto de regalo. “Creo que es un fetiche”, dice López Lamadrid. Esa edición también puede serlo. Las páginas ilustradas se han troquelado con unas gotas de lluvia que transparentan las letras, y reciben y despiden al lector los peces dorados que fabricaba el coronel Aureliano Buendía como Penélope, tejiendo y destejiendo.

Sin ideas preconcebidas

Por ser tan conocida la historia, Rivera ha querido huir de “ideas preconcebidas, lo cual es muy difícil cuando trabajas con una obra tan arraigada en tu propia cultura”. Por lo mismo, “Decidí que Gabo iba a ser mi guía. Estudié mucho el libro, pero además recolecté información, entrevistas que le hicieron, discursos, historias. Todo aquello que me ayudara a entender el origen de esta historia, una de mis novelas favoritas”.

La paleta de colores es unificadora, entrelaza las ilustraciones de principio a fin. Predominan los verdes y azulados, tostados, ocres naranjas y siempre con brochazos blancos de luz. “En términos de colorido, queríamos algo que rescatara las descripciones de los lugares pero que añadiera ese toque extraño, propio del realismo mágico”, donde el pensamiento y el pincel de Rivera se sienten cómodos. No en vano, la obra se cimenta en las raíces de América Latina. “Este libro es muy importante porque habla de nuestra identidad, de nuestra historia, de nuestros conflictos políticos”.

Entre los trazos coloreados de Rivera se cuelan las ranas y los pájaros, las charcas y los juncos, las gallinas con sus huevos y el río con los suyos. Y la lluvia constante que riega la vegetación exagerada de ese lado del mundo. “El realismo mágico ha influido muchísimo mi trabajo, porque para mí es más que un género, es un estado mental y creativo”, explica esta mujer que proviene de una familia con “una veta artística inclinada hacia la música”, que siempre le ha servido de inspiración.

La naturaleza es una constante en su obra. La que imagina para un texto de realismo mágico “responde a la misma lógica de la narrativa: no es fantasía, ni surrealismo, más bien es lo extraño expresado como un elemento cotidiano”. “En ese sentido, me interesaba que las ilustraciones tuvieran esa mezcla de lo coherente y lo irreal”, dice.

Rivera no imita la naturaleza que ve, “como lo hacían los naturalistas”, sino que mezcla elementos e inventa otros, “lo cual funciona bien para Cien años de soledad”, un libro cuyo principio pueden recitar varias generaciones y estremecerse con “el pavoroso remolino de polvo” que pone fin a la historia.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artists de Arttextum relacionados:

María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
Carlos Castro, artista Arttextum
Carlos Castro
Bárbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos

 

6 Powerful Ways to Build Unbreakable Self-Discipline

Author: Max Weigand
Via Life Hack | January 25, 2017

If you look at your life right now, what is the reason you are not as successful, happy, or healthy as you could be at this point in your life?

Apart from many excuses, there is probably just one simple reason: Lack of self-discipline. You simply don’t do what you need to do to enjoy the levels of success you want. If you think about it, what does it really take for you to be successful in all areas of your life? Chances are, it’s no secret. Everybody knows what it takes to get in shape, but how many people are? Everyone knows what to do to perform better at their job, but how many people still don’t do it? Everyone knows which foods to avoid and which ones to eat, but most people still don’t do that, either.

In short, all the knowledge in the world is worth nothing if you don’t possess the self-discipline to use that knowledge. Elbert Hubbard defined self-discipline as “the ability to do what you have to do, when you have to do it, whether you feel like it or not.” It is the one skill that is necessary above anything else to succeed in any endeavour.

Success in life comes from the actions you take on a consistent basis; and only self-discipline allows you to do that.

Here are 6 powerful ways to build unbreakable self-discipline:

1. “If it’s to be, it’s up to me.” – William Johnson

No matter what your goals are in life, there is one great law that you need to obey in order to be successful: No one else is going to climb the ladder of success for you. No one else is responsible for your health, wealth, happiness, or success. From the day you leave your parents’ house and start to make your own choices, you are responsible for your life and the choices you make. You choose the job you work in, the person you live with, and how much you exercise every day. Only you can choose how you spend your time, and the decisions you make on a consistent basis will make or break your life.

If you want a better life, you need to make better decisions. You can blame other people for your lack of results or happiness all life long, but it doesn’t change anything. Only you can change your life by changing the choices you make. Take responsibility for everything in your life, even if you can’t directly influence it. Even if it’s not in your direct control, you can always choose how you respond.

2. The Big Enemy of Success

According to motivational speaker Brian Tracy, the biggest enemy to success is the path of least resistance. If you choose what is fun and easy over what is necessary, you will never reach the levels of success and happiness you are capable of achieving in your life. That’s because every great victory requires great sacrifice. If success was easy, everybody would be successful. But because success in any area of your life requires hard work and sacrifices, most people will never reach their full potential.

Whenever you decide not to what you should be doing, you not only waste your opportunity to grow as a person, but you also lose confidence in yourself. You start to see yourself as lazy and unsuccessful, and that self-image will become a successful prophecy.

To achieve any goal you have, there are only three things you need: A clear vision for what it is you want, a plan to get there, and massive action consistently repeated over time! While the first two parts are the easy parts of the equation, most people struggle with the last part: Hard work.

There is nothing that you can’t achieve with hard work, so it is necessary that you build the habit of choosing what is hard and necessary over what is fun and easy to do. Doing this is probably the surest way to succeed in life.

3. Think Longterm

To quote Abraham Lincoln, “The best way to predict the future is to create it.” If you ever wonder where you will be 10 years from now, look at your current life. What actions are you taking to make your goals reality? How many books are you reading to grow as a person, and how many new things are you learning? Which people are you associating with? Are you putting in the effort necessary to achieve your goals today?

People oftentimes think that their lives will suddenly change through some magical event in the future, but that is not the case. Your life changes only to the extent that you change. If you are not happy with your current circumstances, are you taking actions to change them? If not, you are just daydreaming. Nothing will ever change if you don’t change what you do daily. As Aristotle noted over 2000 years ago, “We are what we repeatedly do. Excellence then, is not an act, but a habit.”

A great way to actively create your future is to ask yourself: If I already achieved my goals, how would I act on a daily basis? What books would I read, how often would I work out, and how would I spend my time at the office?

Once you answer these questions, you know what to do. Act as if you were already successful.

4. Obstacles are Part of Success

In life, nothing worth having comes easy. You have to make sacrifices in the form of time, effort, pain, and hard work if you want to succeed. There will be many setbacks, and any time you get close to finally succeeding, there will be some more adversity testing how bad you really want it. Only after passing one more test, and then another, will you be able to succeed.

The great tragedy of life is that most people give up right before achieving success. They already made it to the five yard line, and all they need is one final push to make the touchdown and bring home the sweet victory. But right before they do that, there is one final obstacle standing in their way – one last failure that they need to overcome. Way too many people give up right then and there, without realizing how close they are.

If you just take one thing from this post, let is be this: Whenever you encounter failure and adversity, keep going! Success is supposed to be hard because that’s what makes it so special. If it was easy, anybody could do it. But it’s hard, and that’s your chance to separate yourself from the people that don’t want it as bad as you.

The only way to grow as a person is by facing the biggest challenges in life and enduring long enough to succeed. No matter how long it takes or how hard it gets, always remember the words of motivational speaker Les Brown: “It’s not over until I win!”

5. Rewrite Your Goals Every Day

To maximize your self-discipline every day, it is necessary that you keep the bigger picture in mind. Only by remembering why you do what you do will you take the necessary actions and follow through even if it gets hard. After all, you don’t just work so hard for no reason. You have specific goals that you want to achieve that make all the effort worth it.

As Nietzsche said, “He who has a ‘why’ to live for, can bear almost any ‘how.’” I believe this to be absolutely true. If you know what you want to do, and you have enough reasons to do it, you will do whatever it takes.

The problem is, we tend to get so caught up in working and achieving our goals that we forget why we started in the first place. We forget why we do what we do and instead get overwhelmed by a seemingly endless to-do list. No wonder that most people seem so unexcited and even bored with life – they have no goals to strive for!

The easiest way to counter this problem is by rewriting your goals every day and imagining the future as you want it. Every morning after waking up, write down the most important goals you have for your life. This will not only immediately get you motivated and excited, but also crystal clear on what you need to do to succeed. Only when you are focused on your goals and your vision for your life are you able to make decisions that contribute to those goals.

6. Decide in Advance That You Will Never Give Up

To make sure that you stay strong in the face of adversity, make sure to resolve in advance how you will respond once it occurs. You need to have a plan for what to do when all hell breaks loose, or else it is too easy to just give up. When writing your goals, commit to making them come true, no matter how hard it may be. Determine how you will respond to failures and setbacks so you can bounce back stronger and better than ever before.

If you make this commitment and never break it, you will succeed at anything you set your mind to. Maybe not immediately, but definitely.

Photo credit: Jack Moreh via freerangestock.com

We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.


Related Arttextum artists:

Juan Carlos León, artista Arttextum
Juan Carlos León
Carlos Guzmán, artista Arttextum
Carlos Guzmán
Carlos Castro, artista Arttextum
Carlos Castro

Lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra

Autor: Asociación Oncología Integrativa
Vía Oncologia Integrativa | Julio 11, 2014

 

“Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretacion de la realidad”.

Entrevista al Dr. Mario Alonso Puig, Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, Fellow de la Harvard University Medical School y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo. “Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro. La zona prefrontal del cerebro, el lugar donde tiene lugar el pensamiento más avanzado, donde se inventa nuestro futuro, donde valoramos alternativas y estrategias para solucionar los problemas y tomar decisiones, está tremendamente influida por el sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional. Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando”. Hay que entrenar esa mente.

Tengo 48 años. Nací y vivo en Madrid. Estoy casado y tengo tres niños. Soy cirujano general y del aparato digestivo en el Hospital de Madrid. Hay que ejercitar y desarrollar la flexibilidad y la tolerancia. Se puede ser muy firme con las conductas y amable con las personas. Soy católico. Acabo de publicar Madera líder (Empresa Activa) IMA SANCHÍS – 18/10/ 2004

dr-mario-alonso-puig

– Más de 25 años ejerciendo de cirujano. ¿Conclusión?
– Puedo atestiguar que una persona ilusionada, comprometida y que confía en sí misma puede ir mucho más allá de lo que cabría esperar por su trayectoria.

– ¿Psiconeuroinmunobiología?
-Sí, es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos.

– ¿De qué se trata?
-Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal.

– ¿Qué tipo de cambios?
– Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

– ¿Tenemos recursos para combatir al enemigo interior, o eso es cosa de sabios?
– Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios.

– ¿Cambiar la mente a través del cuerpo?
– Sí. Hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos están alterando, provocando desánimo, ira o preocupación, y que hacen que nuestras decisiones partan desde un punto de vista inadecuado. Es más inteligente, no más razonable, llevar el foco de atención a la respiración, que tiene la capacidad de serenar nuestro estado mental.

– ¿Dice que no hay que ser razonable?
– Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza, y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Son más importantes el qué y el porqué que el cómo. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.

– Exagera.
– Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretacion de la realidad.

– Más recursos…
– La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con transtornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades.

– ¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras?
– Santiago Ramon y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo una frase tremendamente potente que en su momento pensamos que era metáforica. Ahora sabemos que es literal: “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”.

– ¿Seguro que no exagera?
– No. Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos.

– ¿Hablamos de filosofía o de ciencia?
– Las palabras por sí solas activan los núcleos amigdalinos. Pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Científicos de Harward han demostrado que cuando la persona consigue reducir esa cacofonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%.

– ¿Cuál es el efecto de las palabras no dichas?
– Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. Según estudios de Albert Merhabian, de la Universidad de California (UCLA), el 93% del impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

– ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?
– El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.

– La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente.
– Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, sino sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente.

– Deme alguna pista.
– Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.

– Ver lo que hay y aceptarlo.
– Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación.

Frases para tener en cuenta:
– Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.
– La palabra es una forma de energía vital.
– No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos.
– Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad.
– La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente.
– El mayor potencial es la conciencia.
– Lo que se resiste persiste.
– La aceptación es el núcleo de la transformación.

Averigua más sobre la teoría del Dr. Puig en este video:

Imagen de portada cortesía de Arttextum.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Nicola Noemi Coppola, artista Arttextum
Nicola Noemi Coppola
Benvenuto Chavajay, artista Arttextum
Benvenuto Chavajay
Carlos Castro, artista Arttextum
Carlos Castro