Ciudades de América Latina se preparan para el cambio climático

 

Autor: National Geographic en español
Vía National Geographic | Noviembre 16, 2017

El crecimiento demográfico y sus necesidades –energía, agua, alimento– parecen ser los eternos antagonistas de la sostenibilidad. ¿Pueden América Latina y sus ciudades cada vez más pobladas enfrentar el cambio climático sin sacrificar nivel de vida y medio ambiente?El cambio climático ya no es un escenario catastrófico del que echan mano los futurólogos más pesimistas. Hay razones y pruebas de sobra que lo demuestran y que hacen de él una realidad presente y a la que hay que referirnos en gerundio: está sucediendo.Para los países en desarrollo la presión es aún mayor. Por un lado todos los cambios que este fenómeno ocasiona (fenómenos meteorológicos intensos y poco predecibles, como sequías, heladas e inundaciones, que tienen un impacto directo en la producción de alimentos y en las poblaciones) y, por otro, la necesidad de industrializarse e incrementar el nivel de vida de sus habitantes (que suele traducirse en mayor impacto medioambiental) ponen en un dilema a naciones de regiones como Latinoamérica y el Caribe.De acuerdo con el informe Creating Markets for Climate Business, de la Corporación Financiera Internacional (IFC)cerca de 80 % de la población de esta región vive en las ciudades, haciendo de esta la región más urbanizada del mundo.colombia-arttextum-replicacion.jpg
Un área de oportunidad 

Dicen que las crisis son oportunidades para quienes saben aprovecharlas. Para los países en desarrollo este podría ser el caso en esta coyuntura ya que, de acuerdo con el informe, hay siete sectores que pueden marcar una diferencia crucial a la hora de catalizar la inversión privada: la energía renovable, el almacenamiento de energía y la energía solar fuera de la red; los agronegocios, los edificios verdes, el transporte urbano, el suministro de agua y la gestión de residuos urbanos. Si bien, menciona, actualmente se destina más de un billón de dólares a inversiones en proyectos relacionados con el clima en estas áreas, se podrían mover varios billones más en la dirección deseada mediante la creación de condiciones comerciales en mercados emergentes.

Cada vez más gente en la región, especialmente el sector más joven, tiene conciencia ambiental y está proponiendo soluciones verdes para poder mantener un crecimiento económico y social al tiempo que se mitigan los efectos del cambio climático.

El potencial de América Latina es enorme. México, por ejemplo, cuenta con un potencial de 791 000 millones de dólares en inversiones “climáticamente inteligentes” para 2030 (los sectores de energía renovable e infraestructura urbana sostenible ofrecen las oportunidades más notables). En Argentina, el potencial de 338 000 millones de dólares, mientras que en Colombia es de 195 000 millones de dólares.

cdmx-jezael-melgoza-arttextum-replicacion.jpg

De acuerdo con muchos especialistas, las ciudades son la mejor opción para sacar a la gente de la pobreza sin arruinar el planeta, gracias a que es más fácil administrar los recursos en una zona contenida.

La manera en la que crezcan las ciudades de la región será fundamental para alcanzar los objetivos de mitigación del cambio climático. En el sector de la construcción se pronostica que los edificios verdes aportarán 80 000 millones de dólares en oportunidades de inversión hasta 2025. Países como Colombia, Costa Rica, México y Perú recientemente adoptaron códigos de construcción verde. Como resultado, se espera que sus edificios nuevos consuman entre 10 y 45 % menos de agua y de energía.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Edith Medina, artista Arttextum
Edith Medina
Stephanie Williams, artista Arttextum
Stephanie Williams
Gilberto Esparza, artista Arttextum
Gilberto Esparza

Objetivo de desarrollo sostenible: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos

Autor: Naciones Unidas
Vía Naciones Unidas | Progresos en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2017

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años.

Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas como usted.

¿Quieres participar? Puedes empezar por decirle a todos acerca de estos objetivos.

Objetivo 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos

arttextum-replicacion-energia2.jpg

La energía es central para casi todos los grandes desafíos y oportunidades a los que hace frente el mundo actualmente. Ya sea para el empleo, la seguridad, el cambio climático, la producción de alimentos o para aumentar los ingresos. El acceso universal a la energía es esencial.

La energía sostenible es una oportunidad, que transforma la vida, la economía y el planeta.

Las Naciones Unidas apoyan las iniciativas que aseguran el acceso universal a los servicios de energía modernos, mejoran el rendimiento energético y aumentan el uso de fuentes renovables.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artists de Arttextum relacionados:

Grupo Recicla Sustenta, artista Arttextum
Grupo Recicla Sustenta
Mick Lorusso, artista Arttextum
Mick Lorusso

Humberto Salinas, creatividad científica en energías renovables

Autora: Janneth Aldecoa
Vía Conacyt Prensa | Mayo 22, 2017

 

Durante sus estudios de preparatoria, docentes, amigos y compañeros de clase pensaron que Humberto Salinas Lizárraga y Luis José Castillo Gaxiola se convertirían en grandes tecnólogos, cuando desarrollaron una máquina recicladora de combustible capaz de producir biodiesel.

Los jóvenes sorprendieron a compañeros y maestros al armonizar su interés por las energías renovables con la medicina. Actualmente cursan el cuarto semestre de esa carrera y continúan en el desarrollo del prototipo que los ha hecho acreedores de los primeros lugares en ciencias en concursos dentro y fuera de México.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Humberto Salinas comenta cómo él y su compañero, apoyados por su profesor Arturo Regalado, desarrollaron la máquina para la producción de biodiesel que les ha generado diversos triunfos, paralelo a sus estudios en el cuarto semestre de la licenciatura en medicina, en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Cómo funciona esta máquina?

Humberto Salinas Lizárraga (HSL): Es una máquina que acelera la producción de mayor calidad de biodiesel en poco tiempo, mediante la utilización de aceite vegetal reciclable.

Se trata de una mezcla de metóxido de sodio (CH3ONa) que funciona como catalizador. Una vez que tenemos la sustancia en el “recipiente 1” abrimos las llaves para que se dirija al “recipiente 2”, donde hacemos el mezclado, y el proceso de mezclado dura una hora.

Trabajamos con temperaturas de entre 40 y 50 grados (Celsius) para la correcta mezcla. Durante el proceso obtenemos biodiesel y glicerol (C3H8O3). La mezcla permanece en el recipiente 12 horas.

AIC: ¿Por qué decidieron desarrollar una máquina de este tipo?

HSL: Para reciclar y cuidar el medio ambiente. Al reciclar el aceite, no contaminamos el agua y disminuimos la contaminación atmosférica en un cincuenta por ciento, el dióxido de carbono (CO2). Decidimos hacer una máquina que funcionara, que generara biodiesel.

Desde que estábamos en preparatoria, en tercer año, nos interesaron los problemas relacionados con los combustibles, además de la contaminación atmosférica que todavía es un gran problema. Se me ocurrió investigar acerca de energías renovables. Encontré que el biodiesel es un combustible del que se sabe desde hace muchos años, pero que pocos conocen. Decidí elaborar este proyecto, primero en laboratorio, a ver si salía; a prueba y error hicimos muchas prácticas y fue donde hicimos las medidas necesarias para el biocombustible adecuado. Después hicimos la comparación entre el biodiesel y el diesel.

Acudimos a los laboratorios de Pemex, que está en la ciudad de Guamúchil, Sinaloa, y nos dieron el resultado, vimos que se parecían mucho, y encontramos que hacer el biocombustible era una buena idea, pero que era muy complicado y además era muy tardada la elaboración. Después decidimos desarrollar una máquina que acelerara la producción en el menor tiempo posible. Primero hicimos varios dibujos de cómo queríamos que fuera la máquina, después elegimos el mejor diseño y así lo hicimos.

AIC: ¿Cuáles son los premios y reconocimientos que han obtenido con este proyecto?

HSL: Primero, logramos asesoría por parte del Centro de Ciencias de Sinaloa (CCS). Nos apoyaron Nydia Berrelleza Garibaldi y Nidia López Parra. Después obtuvimos la acreditación a la ExpoCiencias estatal, celebrada en Mazatlán, y ahí conseguimos el pase a la competencia nacional, en Tampico, y posteriormente a la edición 58 del Foro de Ciencias Juvenil Internacional de Londres (LIYSF, por sus siglas en inglés).

AIC: Recientemente obtuvieron el primer lugar del Premio Energías Renovables, convocado por el municipio de Culiacán. ¿Qué representó para ustedes este nuevo triunfo?

HSL: Ahí participaron tres jueces, uno del Centro de Ciencias de Sinaloa, otro del Parque de Innovación Tecnológica (PIT) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y del municipio de Culiacán. Estamos muy contentos porque este proyecto lo hemos elaborado desde que estudiábamos preparatoria. Hemos ganado varios eventos y concursos. No esperábamos ganar este primer lugar, pero así fue. Ahora queremos mejorar el proyecto.

AIC: ¿Cómo han pensado mejorar el proyecto?

HSL: Estamos mejorándolo. Ya es un proyecto que tiene tiempo y se va deteriorando, lo estamos mejorando. Queremos automatizarlo. Queremos que el proyecto sea automatizado y que sea de energías renovables, que no requiera electricidad, y funcione con una instalación de paneles solares, es decir, que sea autosustentable por sí solo.

El próximo mes de septiembre tendremos nuevos avances del proyecto en un evento que se realizará en el Centro de Ciencias de Sinaloa. Nos gustaría apoyo para impulsar este proyecto para mejorarlo y darlo a conocer a más gente.

AIC: Además del mejoramiento de la máquina y sus estudios de medicina, ¿cómo participan en la capacitación a otros jóvenes interesados por la ciencia?

HSL: Es difícil combinar todas las actividades, pero sí es posible. Junto al profesor que nos asesoró en todo el proyecto, decidimos apoyar a más estudiantes.

Mi compañero y yo asesoramos a alumnos de nivel medio superior en la Preparatoria Guamúchil de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Hay diferentes proyectos, les damos las bases para que puedan elaborar un proyecto y nosotros los acompañamos en el proceso.

Imágenes: Conacyt prensa

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Grupo Recicla Sustenta, colectivo Arttextum
Grupo Recicla Sustenta
Demian Schopf, artista Arttextum
Demian Schopf
Mick Lorusso, artista Arttextum
Mick Lorusso