Indígena de 81 años aprende a usar computador y crea diccionario para salvar su idioma de la extinción

Autor: QGA Opinao bem informada
Vía Crónicas de la tierra sin mal | Noviembre 14, 2015

 

Marie Wilcox, una bisabuela de 81 años es la última persona del mundo que habla con fluidez el idioma Wukchumni. El pueblo Wukchumni llegó a tener una población de 50.000 personas,  pero ahora son solamente 200 personas que viven en el valle de San Joaquin en California.

Su lenguaje fue muriendo lentamente con cada nueva generación, pero María se comprometió con la tarea de revivirlo, aprendiendo a usar una computadora y escribiendo el Primer Diccionario Wukchumni. El proceso tomó siete años y ahora que lo terminó no quiere dejar su trabajo de inmortalizar su lengua materna.

El  documental  “Marie’s Dictionary”, (en lengua inglesa), disponible en Youtube, nos muestra la motivación de Marie y trabajo arduo para  traer de regreso y registrar un idioma que fue casi totalmente extinto por la colonización, el racismo institucionalizado y la opresión.

En el video, Marie admite tener dudas sobre la gigantesca tarea en la que se comprometió: “tengo dudas sobre mi lengua, y sobre quien quiere mantenerla viva. Nadie parece querer aprenderla. Es extraño que yo sea la última. Todo estará perdido en uno de estos días, no sé.”

Pero felizmente, ese día aún va a tardar en llegar. Marie y su hija dan ahora clases a los miembros de la tribu y trabajan en un diccionario en audio para acompañar el diccionario ya escrito.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Related Arttextum artists:

Marilyn Boror Bor, artista Arttextum
Marilyn Boror Bor
Barbara Santos, artista Arttextum
Barbara Santos
Georgina Santos, artista Arttextum
Georgina Santos

Chamanes del Amazonas escriben enciclopedia de medicina tradicional

Autor: Sentir positivo
Vía Sentir positivo | Agosto 25, 2016

 

Cinco chamanes de la tribu Matsés, en el Amazonas, decidieron crear una enciclopedia que reúne la herbolaria de la tribu, y así preservar el conocimiento ancestral.

En la medida que entendamos que tal vez lo más preciado que tenemos como especie es el conocimiento acumulado a lo largo de la historia, entonces ese horizonte actualizado en tiempo real, sin duda nos mostrará un más grato paisaje. Este conocimiento, en combinación con las vivencias y experiencias que lo forjan, es la fuente más importante de potencial sabiduría que tenemos a nuestro alcance: millones de horas de observación de astros, de comportamiento animal, ensayos botánicos, pruebas y errores múltiples, reflexiones, intuiciones y remedios que, entre otros bits de información ya experimentada, dan vida a un gran tesoro.

Si bien esta información está ya de una u otra manera inscrita en la memoria colectiva, es fundamental que, además de ejercerse, sea documentada. Así, cuando la atención general se distraiga y tienda a olvidarla, existirá la posibilidad de revivirla una y otra vez. A fin de cuentas recordemos que buena parte de las respuestas que como especie requerimos para enfrentar los retos por delante yacen justo ahí, en premisas y conocimientos adquiridos en otros momentos de la historia y que con el tiempo, la prisa y la ignorancia, han ido diluyéndose.

Cuando muere un chamán o un viejo curandero de un determinado grupo, con él suele morir una gran cantidad de información, pues aunque es muy probable que haya transmitido su conocimiento a algún discípulo, pocas veces éste está documentado por escrito, lo cual conlleva que parte del saber termine perdido. Y curiosamente la muerte de uno de los más sabios curanderos Matsés, que ocurrió antes de que pudiese transmitir sus incontables remedios, fue lo que motivó la iniciativa de esta enciclopedia.

Por eso estos indígenas, que habitan la frontera entre Brasil y Perú, elaboraron una enciclopedia de medicina tradicional que reúne los conocimientos ancestrales de ese pueblo para tratar una amplia variedad de enfermedades.

Fruto de dos años de trabajo, la enciclopedia —de 500 páginas— está escrito íntegramente en lengua indígena, sin injerencia externa en sus contenidos.

Imagen tomada de acateamazon.org
Imagen tomada de acateamazon.org

En su elaboración intervinieron los chamanes o curanderos mayores de la etnia, documentando las plantas y sus usos. Los jóvenes fueron responsables de transcribir esos conocimientos y fotografiar las plantas.

“Los chamanes describen cómo los animales del bosque están involucrados en la historia natural de las plantas y se conectan con cada enfermedad”, detalla Christopher Herndon, presidente de la ONG Acaté Conservación del Amazonas, que opera en la región y coordinó la publicación.

Esta es la primera etapa de un proyecto más amplio, cuyo objetivo es salvaguardar y enriquecer la medicina tradicional indígena. En la segunda etapa, que comenzó en 2014 y está en curso, los ancianos llevan a los jóvenes Matsés a la selva para enseñarles sobre las plantas y capacitarlos en el tratamiento de pacientes.

El tercer paso integrará las prácticas tradicionales a los sistemas de medicina occidental que operan en la remota región donde viven los Matsés, con el fin de proporcionarles lo mejor de ambos sistemas de salud. Actualmente tienen acceso limitado a la medicina occidental y a medicamentos.

“Los insumos para las prácticas tradicionales provienen de los bosques y son una alternativa renovable y gratuita para el tratamiento de enfermedades endémicas como la leishmaniasis”, refiere Herndon.

El libro no será compartido fuera de las comunidades Matsés ni publicado en otros idiomas. “Esta es una precaución también contra la biopiratería y la apropiación indebida de los conocimientos indígenas”, subraya.

Pero el antropólogo social y etnobiólogo Fernando Roca precisa que la única manera de garantizar que no haya biopiratería de los conocimientos tradicionales es registrando los derechos de autor, indicando claramente que esos conocimientos pertenecen a los Matsés.

“El hecho de que [una publicación] esté en una lengua nativa no garantiza que no haya apropiación ilícita pues los organismos interesados disponen de medios para contratar a alguien que hable el idioma y pueda hacer la traducción”, advierte.

Roca, un investigador peruano de la farmacopea indígena de la Amazonía. Refiere que en los países donde no existe un registro oficial de conocimientos tradicionales se puede acudir a otras instancias que asesoran y garantizan el derecho a la propiedad intelectual de los pueblos nativos; y al tiempo alerta que, de no registrarse esos conocimientos, podría suceder que si más adelante alguien se los apropia, los indígenas culpen a los científicos.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Related Arttextum artists:

Barbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos

Conocimiento ancestral indígena declarado patrimonio inmaterial

Autor: Redacción VIVIR
Vía El Espectador | Abril 21, 2017

 

El Sistema de Conocimiento Ancestral de los pueblos kogui, wiwa, arhuaco y kankuamo de la Sierra Nevada de Santa Marta entró a hacer parte del patrimonio inmaterial de la nación.

La tradición oral y los conocimientos sobre el universo son algunos de los puntos que hacen parte del conocimiento ancestral. Ahora, estas manifestaciones culturales de cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, serán incluidas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial. 

En una reunión presidida por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural y el Ministerio de Cultura, los pueblos kogui, wiwa, arhuaco y kankuamo presentaron un documento que más tarde sería aprobado por ambas instituciones. Se trataba del Plan Especial de Salvaguardia (PES), un informe que expone por qué los conocimientos ancestrales deben hacer parte del patrimonio inmaterial de la nación.

El PES es “un acuerdo social y administrativo mediante el cual se establecen directrices, recomendaciones y acciones encaminadas a garantizar la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de las comunidades y de la Nación”, indica el informe.

El documento, además, invita a la preservación de las manifestaciones culturales de los pueblos indígenas. La lengua y tradición oral, la organización social, los conocimientos sobre la naturaleza y el universo, y los espacios culturales, hacen parte de la lista.

“Hemos logrado que se reconozcan todos los conocimientos ancestrales. En ese sentido, estamos hablando del conocimiento espiritual asociado a la visión de ordenamiento ancestral, a los espacios sagrados, a los códigos establecidos en los territorios, a los conocimientos relacionados con la educación y la salud, y al sistema de arquitectura y alimentación propia”, dijo Jaime Arias Arias, cabildo gobernador Kankuamo.

Por su parte la ministra de cultura, Mariana Garcés, aseguró que este reconocimiento “reafirma la importancia de valorar y preservar la diversidad cultural inmaterial del país”. Sin embargo, ahora, el reto es mucho mayor. Pues, de acuerdo con Arias, “hay que asegurarse de mantener, transmitir y conservar este conocimiento ancestral con las nuevas generaciones”.

Para ello, dice el gobernador, es necesario que se construyan políticas públicas y proyectos para salvaguardar esta herencia: una tarea que requiere el apoyo de las autoridades regionales y el Ministerio de Cultura.

Igualmente, para la comunidad indígena, este reconocimiento marca un precedente en su cultura. “Con este reconocimiento se garantizará el posicionamiento y la continuidad del pensamiento indígena ante la sociedad mayoritaria”, afirmó Cayetano Torres, coordinador del PES.

Ahora, los indígenas de la Sierra Nevada miran hacia el futuro. Pues, según Arias, “la otra proyección que tenemos es lograr que estas manifestaciones sean reconocidas por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.”

 

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Bárbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos
Marilyn Boror Bor, artista Arttextum
Marilyn Boror Bor
Ángel Poyón, artista Arttextum
Ángel Poyón

These Gorgeous Animated Shorts Celebrate 11 of Mexico’s Indigenous Languages

Author: Andrew S. Vargas
Via Remezcla | March, 2016

 

To residents of the Americas, Europe can seem like a tower of Babel with dozens upon dozens of languages crammed into a small geographical space and vying endlessly for dominance or survival. On this side of the world things are much simpler: English, Spanish, Portuguese, French, and a few Dutch speakers make communication generally much smoother across the continent, along with a few New World Patois thrown into the mix for good measure.

Como llegó el conejo a la luna / How did the rabbit get to the moon from Combo on Vimeo.

At least so the thinking goes. In reality, the American continent is a place of vast linguistic diversity, with more language families found solely in Mexico than in the entirety of the European continent. And with each language comes a particular vision of the world, an inimitable expressivity, a treasure trove of wisdom accrued over the centuries and codified in words and idioms.

Seri. El origen de la tierra from Combo on Vimeo.

Yet these languages struggle desperately for survival in the midst of a post-colonial landscape dominated by a small handful of European languages. Consciously or unconsciously, indigenous tongues are often viewed as backward and those who speak them stigmatized, relegated to the margins of official society for refusing to adapt to rules set by colonizers through violence and subjugation.

Ch’ol. El origen de la vida from Combo on Vimeo.

In Mexico, this problem is acutely felt. As one of the world’s most linguistically diverse nations, Mexico is also ground zero for language extinction as grandparents and great-grandparents leave us, and younger generations bow to the necessity of cultural assimilation. Yet despite their precarious status, Mexico currently encompasses 364 indigenous dialects, belonging to 68 distinct languages which branch off from 11 language families — a legacy of Mesoamerica’s pre-Columbian golden age as the center of indigenous civilization in North America.

Mayo. El origen del fuego from Combo on Vimeo.

And thankfully some people are working not only to preserve these languages for future generations, but to empower those who speak them right now. Sesenta y Ocho Voces, Sesenta y Ocho Corazones (also known as 68 voces), is a new initiative from Mexico’s government Fund for The Culture and Arts (FONCA) that seeks to elevate Mexico’s 68 indigenous languages by preserving their myths, legends, poems, and stories in the form of beautifully animated short films. Their goal is to foment pride amongst speakers of these languages, and respect among those who don’t, under premise that “nadie puede amar lo que no conoce” (no one can love what they don’t know.)

Muere mi Rostro / My face dies from Combo on Vimeo.

There are currently seven of these short animated films available, covering dialects of the Huasteco, Maya, Mixteco, Náhuatl, Totonaco, Yaqui and Zapoteco languages. Ranging from two to three minutes, each film employs a different designer to give powerful expression the wisdom contained in these indigenous languages. From reflections on life and death, to vividly recounted myths of the ancient times, these films give Mexico’s indigenous languages their due place amongst the great treasures of human civilization.

Check them all out on their Vimeo page!

We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.


Related Arttextum Artists:

Bárbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos
Marilyn Boror Bor, artista Arttextum
Marilyn Boror Bor
Ángel Poyón, artista Arttextum
Ángel Poyón

Xiuhtezcatl, Indigenous Climate Activist at the High-level event on Climate Change

Author: General Assembly of the United Nations
Via The United Nations Live & On-demand | June 19, 2015

 

Remarks by Xiuhtezcatl, indigenous climate activist and Youth Director of Earth Guardians at the opening segment of the High-level event of the United Nations General Assembly on Climate Change (29 June 2015).

HIGH-LEVEL EVENT ON CLIMATE CHANGE
New York

BACKGROUND

2015 will be a critical year for the climate change negotiations under the auspices of the United Nations Framework Convention on Climate Change. The international community is expected to deliver a new, ambitious and universally binding agreement in Paris.

The President of the General Assembly convened a High-Level Event on climate change on 29 June 2015, which intended to provide impetus and political momentum for an ambitious climate agreement, by keeping the issue high on the agenda at the mid-point between COP20 in Lima and COP21 in Paris. It aimed also to provide space for showcasing climate action and concrete initiatives, through multi-stakeholder approaches to address climate change.

2015 will also be a decisive year in shaping the post 2015 development agenda and agreeing on a framework for financing for development. The road from Addis Ababa to New York and finally Paris will be central to the global efforts to improve lives, achieve sustainable development and preserve the planet for the present and future generations.

 

FORMAT

The High-level event consisted of:

A high-level opening session,
Two high-level interactive Panel discussions, and
A closing session.

PARTICIPATION

Member States were invited to participate at the highest level. Representatives of the UN Agencies, the UNFCCC Secretariat as well as the private sector, civil society, academia and other relevant stakeholders were also encouraged to attend at the highest level possible.

OUTCOME

The outcome is a President’s Summary, circulated to all Member States and other stakeholders.

We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.

Related Arttextum Artists:

Gilberto Esparza, artista Arttextum
Gilberto Esparza
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
Grupo Recicla Sustenta, colectivo Arttextum
Grupo Recicla Sustenta