Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura – Paraguay – “Landfill Harmonic”

Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura – Paraguay – “Landfill Harmonic”

Autor: Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura (Paraguay)
Vía YouTube | Publicado en Enero 10, 2013

Video recomendado por Javier Armas Cortez, colaborador de México para Replicación de Arttextum

 

Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura (Paraguay).

Esta agrupación está conformada por jóvenes y niños de la comunidad de Cateura, Asunción, así como por algunos jóvenes de otras comunidades cercanas, interesados en vivir la experiencia de conformar esta Orquesta. La característica distintiva del grupo es la interpretación de obras musicales con instrumentos reciclados, fabricados a partir de Residuos Sólidos Domiciliarios, en el Taller de Luthería que posee el grupo en Cateura, donde gancheros, asesorados por Favio Chávez, técnico ambiental que trabaja en la zona desde el año 2005, han comenzado a utilizar restos de “basura” para elaborar instrumentos que emitieran sonidos musicales. Los instrumentos que ejecutan los miembros de esta orquesta imitan a violines, violas, cellos, contrabajos, guitarras, flautas, saxofones e instrumentos de percusión, pero construidos con basura. Entre su repertorio ejecutan Música clásica, música folklórica, música paraguaya, música latinoamericana, música de los Beatles, de Frank Sinatra, entre otros.

La combinación entre los residuos y la música ha surgido a partir de la experiencia de Favio Chávez, Técnico Ambiental y Músico, quién desde el 2006 al 2008 ha trabajado dentro del Proyecto Procicla,-BID, (Banco Interamericano de Desarrollo) en donde trabajo con las diversas asociaciones de gancheros en la segregación de residuos sólidos domiciliarios y comenzó a enseñar música en sus ratos libres a los hijos de estos. Dentro del mismo proyecto se constituye como el primer profesor de música de los niños y jóvenes hijos de gancheros del vertedero Cateura, de Asunción, quienes son ahora, los integrantes de la Orquesta de Instrumentos Reciclados.

A partir del año 2011 el grupo ha formado su propia organización y se encuentra abocado al proceso de conformar en Cateura, una Orquesta Sinfónica a partir de Residuos Sólidos Domiciliarios y desarrollar un sistema por el cual posibilitar a niños y jóvenes de comunidades de escasos recursos, el acceso a la educación musical.

En el transcurso del año 2012, el grupo se ha presentado en el mes de junio, en el Foro de Emprendedurismo Social en la nueva Economía, realizado en el marco de la Cumbre de Desarrollo Sustentable Río +20, en la Ciudad de Río de Janeiro, Brasil. En julio pasado, esta Orquesta ha realizado presentaciones en Ciudad de Panamá, en donde se ha destacado el concierto realizado en el Teatro de la Ciudad del Saber, organizado por la Embajada Paraguay en dicha ciudad. En el mes de Noviembre la Orquesta ha viajado a Bogotá, Colombia para participar del Festival Internacional “Bogotá Basura Cero”.

A comienzos de diciembre del 2012 la Orquesta de Reciclados de Cateura ha tenido una proyección mundial con el lanzamiento de en la web, del video que contiene el tráiler de un documental realizado sobre la historia de la Orquesta. Esta documental ha sido producida a partir de la iniciativa de una paraguaya residente en USA, Alejandra Amarilla.

El video ha sido difundido masivamente por las redes sociales y en Facebook.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Taniel Morales, artista Arttextum
Taniel Morales
Leonel Vásquez, artista Arttextum
Leonel Vásquez
Grupo Recicla Sustenta, colectivo Arttextum
Grupo Recicla Sustenta

#EsRacismo #Arrazakeriada #AixòésRacisme

#EsRacismo #Arrazakeriada #AixòésRacisme

Autor: Mikel Araguas
Vía El País | Febrero 27, 2017

Artículo recomendado por Javier Armas Cortez, colaborador d México para Replicación de Arttextum

 

Qué actitud tomaríamos ante un hecho racista? Una campaña de SOS Racismo simula una acción islamófoba en Barcelona y… así reaccionó la ciudadanía

Cierra los ojos e imagina que hoy lunes, ahora mismo, te levantas de la silla, sales de tu casa o de tu trabajo porque te apetece, por ejemplo, tomar un café. Entras en ese local que te gusta tanto, te relajas oliendo el aroma que desprende la cafetera, estás ensimismado hasta que un sonido rompe la armonía del momento. Escuchas gritos, una mujer joven discute con el mismo camarero que te sonreía a ti hace unos minutos; en lugar de una broma y sonrisa como en tu caso, le está obsequiando con negaciones de cabeza y diciendo que no puede entrar porque el local no es para gente como ella. Un hiyab enmarca la cara de la joven al borde del colapso por la incredulidad.

¿Suena fuerte imaginarlo esto, verdad?

Aunque parece que es una de las escenas de Fences, la última película de Denzel Washington que se estrenó el viernes, es muy similar al experimento que hemos realizado en Barcelona hace unos días, y cuyo resultado proyectamos (de forma resumida) en el inicio de esa película que te animamos a que veas bajo el lema #EsRacismo #Arrazakeriada #AixòésRacisme.

Porque ¿qué pasaría si levantases la mirada en el bar en el que tú estabas hace unas líneas?

Si hacemos caso al último barómetro del CIS (Noviembre de 2016) no debiera pasar gran cosa dado que sólo para el 0,2% de la población española el racismo constituye una las preocupaciones más importantes de su vida en estos momentos. Casualmente, (y mira que es difícil en estadística) el mismo porcentaje de los que dicen que el racismo no es algo que les afecte en el día a día.

Este porcentaje de preocupación sobre el racismo, de forma paradójica (o no) contrasta con los informes del OBERAXE que dicen la ciudadanía no sólo es consciente con su existencia, sino que los han visto y que a pesar de ser “aislados” han de ser perseguidos.

Esto nos dibuja un panorama de país un poco esquizofrénico en el que, a pesar de que la ciudadanía sabe que el racismo existe, que está ahí, y que incluso debe ser perseguido, a la hora de la verdad no nos parece una de las cuestiones que más nos afecten quizá porque en el fondo sabemos que el racismo es algo que les afecta a los otros, a ellos. Sabemos que existe, pero no va con nosotros, con los nuestros.

Pero ¿estas cifras son exactas? ¿Qué actitud tomaríamos ante un hecho de este tipo? ¿Defendería yo a la mujer del bar que sigue en mi cabeza? ¿Y ese hombre que esconde su cabeza en el periódico? ¿Somos tan políticamente correctos como dicen las encuestas?

Estos fueron los puntos de partida que pensamos antes de dibujar esta campaña y lanzarnos a las calles de Barcelona el 14 de febrero junto a DMA Producciones con muchos nervios y unas cuantas cámaras ocultas al hombro. Queríamos saber las reacciones de personas anónimas ante un hecho racista e ilusionarnos ante la reacción positiva de la gente.

La idea de partida es un hecho muy sencillo; dos maravillosas actrices como Meritxell Martínez Bellafont, de la Xixa Teatre, y Adeline Flaun simulan una discriminación islamófoba a través de la negación de la primera a apuntar a la segunda a un sorteo debido a su aspecto físico en mitad de una céntrica calle de Barcelona.

Una situación por la que pasaron delante de la cámara 40 personas anónimas en 23 escenas que fueron posibles gracias a la complicidad de comerciantes de la zona (gracias a todos y todas), con unos resultados que, más allá de las imágenes, nos han dejado pensando hasta ahora mismo.

Una de las cosas que más nos ha llamado la atención es la tensión emocional de las personas que participaron en la experiencia; personas que rompieron a llorar de alivio al saber que se trataba de un experimento, personas que después de tener la vivencia de forma cerca (ese 56% de la población del OBERAXE), seguían pensando en qué hacer o recriminándose no haber adoptado una actitud más valiente de defensa de la víctima o haberle dicho cuatro palabras a alguno de los cafres con los que compartió escena.

Una tensión, y es la parte positiva que nos sigue acompañando, que se ve reflejada en que en más del 50% de las simulaciones las personas tuvieron una actitud beligerante contra el hecho discriminatorio, una actitud de rechazo frontal a comportamientos racistas e islamófobos. Reacciones que nos hace mantener con ilusión el trabajo que venimos realizando en los últimos 20 años, que tiene sentido, que en el tiempo, de van obteniendo resultados.

En cualquier caso, sigue sin ser suficiente, porque esta cifra esconde otras realidades, que como en la vida real y en nuestro trabajo, hay que mirar con detenimiento. Y es que más del 25% de las personas que participaron mostraron un claro discurso racista compartiendo e, incluso, aplaudiendo los argumentos discriminatorios; un porcentaje que supera con creces a las personas que en el informe del OBERAXE afirmaban que ese tipo de insultos no debe ser perseguido por la justicia.

Un porcentaje que sumado al 10% de las personas que asistió impasible al hecho discriminatorio, que puede explicarse con lo que en psicología social se llama el “efecto espectador”, dibujan una sociedad en la que de forma paulatina se va larvando de forma cada vez más evidente, la misma triste realidad que en países cercanos. Una realidad que está generando una tensión social de la que deberíamos tomar nota y que está justifican en la práctica, la aparición de líderes políticos que centran su acción en la discriminación y en señalar a la persona diferente como culpables de todos los males de la sociedad.

Y es esta la preocupación de SOS Racismo sobre la que queremos alertar. El racismo y la discriminación no son hechos sobre los que adoptar posiciones pasivas; el racismo y la discriminación no son opiniones o discursos neutros, sino delitos que debemos perseguir con la complicidad de toda la ciudadanía. Para ello nada más sencillo que el eslogan que con el que finaliza el spot y este artículo: “REFLEXIONA, ACTÚA Y DENUNCIA. ANTE EL RACISMO NUNCA TE CALLES.”

El vídeo, que en su versión corta se proyectará en las salas de cine de CINESA en la previa de la película Fences de Denzel Washington, está disponible en diferentes idiomas para su visualización y difusión en la página web de SOS Racismo (www.sosracismo.eu) y en su canal Youtube e irá acompañado de una campaña en redes Sociales en las que bajo los Hashtag #esRacismo #Arrazakeriada #aixòésracisme se tratará de fomentar el debate con la ciudadanía acerca del racismo más sutil y cotidiano.

Estos vídeos han sido posibles gracias al apoyo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Fondo Europeo para el asilo, migraciones e integración (FAMI).

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Antonio José Guzmán, artista Arttextum
Antonio José Guzmán
Rodrigo Albornoz, artista Arttextum
Rodrigo Albornoz
Jhafis Quintero, artista Arttextum
Jhafis Quintero

LANTERNA, Faro di Genova dal 1128

LANTERNA, Faro di Genova dal 1128

Autore: Associazione AMICI DELLA LANTERNA
Via lanternadigenova.it

Articolo raccomandato da Javier Armas Cortez, collaboratore di Messico per Replicación di Arttextum

 

La Lanterna di Genova
Simbolo della città di Genova, sita sul promontorio di Capo di Faro la Lanterna, con i suoi 77 metri di altezza, è il faro più alto del Mediterraneo, secondo in Europa. L’attuale costruzione risale al 1543, ma fin dal XII secolo esisteva una torre di struttura simile, nata come torre di guardia per annunciare l’arrivo di imbarcazioni sospette e divenuta nel tempo anche faro, sulla cui sommità si bruciavano fascine per segnalare ai naviganti l’accesso al porto. Nel 1326 vi si installò la prima lanterna ad olio di oliva, la cui luce era concentrata in un fascio grazie a cristalli trasparenti prodotti da maestri vetrai liguri e veneziani. La rappresentazione probabilmente più antica di questa prima Lanterna risale al 1371 e compare sulla copertina di un registro dell’autorità marittima del tempo. Nel Quattrocento la torre fu adibita a prigione e custodì, tra gli altri, il re di Cipro. Agli inizi del Cinquecento fu edificata la fortezza della Briglia, voluta da Luigi XII per le truppe che presidiavano la città: i genovesi, insorti contro i francesi, la bombardarono, danneggiando anche la Lanterna, ridotta a “mezza torre”. Nel 1543 essa venne ricostruita e le antiche merlature furono sostituite. Da allora la Lanterna superò senza gravi conseguenze il bombardamento navale del Re Sole alla fine del Seicento, i combattimenti del 1746 dopo la rivolta di Portoria, i bombardamenti della seconda guerra mondiale, nonché innumerevoli momenti di intemperie naturali (fino a quando, nel 1778, non fu dotata di impianto parafulmine). In tempi più recenti la potenza del faro aumentò notevolmente, sia per l’introduzione di più moderni sistemi ottici (data 1840 il sistema rotante con lenti di Fresnel), sia per l’introduzione di nuovi combustibili: il gas di acetilene (1898), poi il petrolio pressurizzato (1905), fino all’elettrificazione del 1936.

La Storia della torre dal 1128 ad oggi
Secondo alcune fonti non ufficiali, nel 1128 venne edificata la prima torre, alta poco meno dell’esistente, con una struttura architettonica simile all’attuale, ma con tre tronchi merlati sovrapposti. Alla sua sommità venivano accesi, allo scopo di segnalare le navi in avvicinamento, fasci di steli secchi di erica (“brugo”) o di ginestra (“brusca”). I documenti del secolo XI, le prime cronache e gli atti ufficiali del nascente comune genovese forniscono dati sicuri sulla torre di segnalazione, ma non la sua data esatta di costruzione. Nel 1318, durante la guerra tra Guelfi e Ghibellini la torre subì rilevanti danni alle fondamenta ad opera della fazione ghibellina; nel 1321 vennero effettuati lavori di consolidamento e venne scavato un fossato allo scopo di renderla meglio difendibile. La prima lanterna venne installata nel 1326; la lucerna era alimentata ad olio di oliva ed in merito l’annalista Giorgio Stella scriveva: “In quest’anno fu fatta una grande lanterna sulla torre di Capo Faro affinché con le lampade in essa accese, nelle notti oscure, i naviganti conoscessero l’adito alla nostra città”. Al meglio identificare la lanterna con la città, nel 1340 venne dipinto alla sommità della torre inferiore lo stemma del comune di Genova opera del pittore Evangelista di Milano.La più antica rappresentazione iconografica della prima torre della lanterna è del 1371 ed appare in un disegno a penna sopra una copertina pergamenacea di un manuale dei “Salvatori del Porto”, dove venivano fra l’altro registrate tutte le spese per la illuminazione, per i cristalli della lanterna, per le lampade, per l’olio, e le nomine dei guardiani.Nell’assedio alla Briglia – forte fatto costruire dal re Luigi XII durante la dominazione francese su Genova, ubicato sullo stesso colle dove sorgeva la torre del faro – la torre venne centrata dai colpi di bombarda sparati dagli insorti genovesi e parzialmente demolita. Per trenta anni la bella torre rimase monca e la sua brillante luce non fu più di aiuto ai naviganti.Solo nel 1543 venne ricostruita e fu posta in opera alla sua sommità una nuova lanterna costruita con doghe di legno di rovere e ricoperta con fogli di rame e di piombo fermati con ben seicento chiodi di rame. Fu quella occasione che la torre assunse il suo aspetto definitivo che ancora oggi vediamo. Nel 1565 si ritornò a lavorare sulla cupola per renderla stagna e nel 1681 si ricostruì la cupola con legno di castagno selvatico calafatando il tutto con pesce e stoppa e ricoprendola con fogli di piombo stagnati ai bordi sovrapposti. Nel 1684 durante i bombardamento di Genova ordinato dall’Ammiraglio francese Seignelai per ordine di re Luigi XIV, un colpo centrò la cupola distruggendone l’intera vetrata, che venne provvisoriamente ricostruita; nel 1692, la vetrata venne modifica aggiungendovi un nuovo ordine di vetri. Nel Portolano manoscritto del XVI secolo di autore anonimo si legge “a miglia 14 da Peggi (Genova Pegli) città con buonissimo porto e alla parte di ponente, vi è una lanterna altissima e dà segni alli vascelli che vengono a piè di detta lanterna”. A seguito dei ripetuti danni causati dai fulmini e dagli avvenimenti bellici nel 1771 la torre venne incatenata a mezzo di chiavarde e di tiranti che ancora oggi sono visibili all’interno. Nel 1778 venne dotata di impianto parafulmine che fu realizzato dal fisico P.G.Sanxais e nel 1791 vennero effettuati alla base della prima torre, lavori di consolidamento per renderla più stabile.

Le immagini di: lanternadigenova

Crediamo nel tuo lavoro, ecco perché lo condiviamo con link originali; Se non siete d'accordo, contattateci.


Artisti correlati di Arttextum:

Fiamma Montezemolo, artista Arttextum
Fiamma Montezemolo
Jhafis Quintero, artista Arttextum
Jhafis Quintero
Regina José Galindo, artista Arttextum
Regina José Galindo