50 años de ilustrada soledad

Autor: Carmen Morán
Vía El País| Abril 6, 2017

Una edición con dibujos de la chilena Luisa Rivera celebra el medio siglo del libro más famoso de García Márquez

Es uno de los libros fetiche de la historia de la literatura y se ha editado en pasta dura, en bolsillo, en facsímil. Faltaba una edición ilustrada y la editorial Penguin Random House ha esperado un sonoro cumpleaños, el 50, para sacar Cien años de soledad a las librerías a todo color, una elegante edición para la que se ha contado con la ilustradora Luisa Rivera (Santiago de Chile, 29 años). Actualmente afincada en Londres, Rivera ha trasladado el realismo mágico de sus dibujos a las famosas páginas del colombiano.

Con un currículo nada desdeñable, Rivera ha tenido la oportunidad de “dialogar” con uno de los grandes, el colombiano Gabriel García Márquez (Arataca, 1927 – Ciudad de México 2014), premiado con el Nobel en 1982. Ella habla con todos los autores, “estén vivos o no”, cuando tiene que dibujar sus historias. “Busco información, trato de entender sus procesos. Esta vez pude conectar con uno de mis favoritos y me siento muy afortunada”, contesta mediante un correo electrónico desde la capital británica.

El director editorial de Penguin Random House, Claudio López Lamadrid, está satisfecho con el resultado, “elegante y económico” que permite una compra por 24,90 euros. Recuerda que esta edición ha tenido otro singular padrino: el hijo del escritor, el tipógrafo Gonzalo García Barcha, que ha creado el tipo de letra, Enrico, en especial para el libro. Las capitulares están adornadas por la ilustradora.

Cien años de soledad es un libro que sigue leyéndose en los centros escolares y que siempre será un objeto de regalo. “Creo que es un fetiche”, dice López Lamadrid. Esa edición también puede serlo. Las páginas ilustradas se han troquelado con unas gotas de lluvia que transparentan las letras, y reciben y despiden al lector los peces dorados que fabricaba el coronel Aureliano Buendía como Penélope, tejiendo y destejiendo.

Sin ideas preconcebidas

Por ser tan conocida la historia, Rivera ha querido huir de “ideas preconcebidas, lo cual es muy difícil cuando trabajas con una obra tan arraigada en tu propia cultura”. Por lo mismo, “Decidí que Gabo iba a ser mi guía. Estudié mucho el libro, pero además recolecté información, entrevistas que le hicieron, discursos, historias. Todo aquello que me ayudara a entender el origen de esta historia, una de mis novelas favoritas”.

La paleta de colores es unificadora, entrelaza las ilustraciones de principio a fin. Predominan los verdes y azulados, tostados, ocres naranjas y siempre con brochazos blancos de luz. “En términos de colorido, queríamos algo que rescatara las descripciones de los lugares pero que añadiera ese toque extraño, propio del realismo mágico”, donde el pensamiento y el pincel de Rivera se sienten cómodos. No en vano, la obra se cimenta en las raíces de América Latina. “Este libro es muy importante porque habla de nuestra identidad, de nuestra historia, de nuestros conflictos políticos”.

Entre los trazos coloreados de Rivera se cuelan las ranas y los pájaros, las charcas y los juncos, las gallinas con sus huevos y el río con los suyos. Y la lluvia constante que riega la vegetación exagerada de ese lado del mundo. “El realismo mágico ha influido muchísimo mi trabajo, porque para mí es más que un género, es un estado mental y creativo”, explica esta mujer que proviene de una familia con “una veta artística inclinada hacia la música”, que siempre le ha servido de inspiración.

La naturaleza es una constante en su obra. La que imagina para un texto de realismo mágico “responde a la misma lógica de la narrativa: no es fantasía, ni surrealismo, más bien es lo extraño expresado como un elemento cotidiano”. “En ese sentido, me interesaba que las ilustraciones tuvieran esa mezcla de lo coherente y lo irreal”, dice.

Rivera no imita la naturaleza que ve, “como lo hacían los naturalistas”, sino que mezcla elementos e inventa otros, “lo cual funciona bien para Cien años de soledad”, un libro cuyo principio pueden recitar varias generaciones y estremecerse con “el pavoroso remolino de polvo” que pone fin a la historia.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artists de Arttextum relacionados:

María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
Carlos Castro, artista Arttextum
Carlos Castro
Bárbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos

 

Chamanes del Amazonas escriben enciclopedia de medicina tradicional

Autor: Sentir positivo
Vía Sentir positivo | Agosto 25, 2016

 

Cinco chamanes de la tribu Matsés, en el Amazonas, decidieron crear una enciclopedia que reúne la herbolaria de la tribu, y así preservar el conocimiento ancestral.

En la medida que entendamos que tal vez lo más preciado que tenemos como especie es el conocimiento acumulado a lo largo de la historia, entonces ese horizonte actualizado en tiempo real, sin duda nos mostrará un más grato paisaje. Este conocimiento, en combinación con las vivencias y experiencias que lo forjan, es la fuente más importante de potencial sabiduría que tenemos a nuestro alcance: millones de horas de observación de astros, de comportamiento animal, ensayos botánicos, pruebas y errores múltiples, reflexiones, intuiciones y remedios que, entre otros bits de información ya experimentada, dan vida a un gran tesoro.

Si bien esta información está ya de una u otra manera inscrita en la memoria colectiva, es fundamental que, además de ejercerse, sea documentada. Así, cuando la atención general se distraiga y tienda a olvidarla, existirá la posibilidad de revivirla una y otra vez. A fin de cuentas recordemos que buena parte de las respuestas que como especie requerimos para enfrentar los retos por delante yacen justo ahí, en premisas y conocimientos adquiridos en otros momentos de la historia y que con el tiempo, la prisa y la ignorancia, han ido diluyéndose.

Cuando muere un chamán o un viejo curandero de un determinado grupo, con él suele morir una gran cantidad de información, pues aunque es muy probable que haya transmitido su conocimiento a algún discípulo, pocas veces éste está documentado por escrito, lo cual conlleva que parte del saber termine perdido. Y curiosamente la muerte de uno de los más sabios curanderos Matsés, que ocurrió antes de que pudiese transmitir sus incontables remedios, fue lo que motivó la iniciativa de esta enciclopedia.

Por eso estos indígenas, que habitan la frontera entre Brasil y Perú, elaboraron una enciclopedia de medicina tradicional que reúne los conocimientos ancestrales de ese pueblo para tratar una amplia variedad de enfermedades.

Fruto de dos años de trabajo, la enciclopedia —de 500 páginas— está escrito íntegramente en lengua indígena, sin injerencia externa en sus contenidos.

Imagen tomada de acateamazon.org
Imagen tomada de acateamazon.org

En su elaboración intervinieron los chamanes o curanderos mayores de la etnia, documentando las plantas y sus usos. Los jóvenes fueron responsables de transcribir esos conocimientos y fotografiar las plantas.

“Los chamanes describen cómo los animales del bosque están involucrados en la historia natural de las plantas y se conectan con cada enfermedad”, detalla Christopher Herndon, presidente de la ONG Acaté Conservación del Amazonas, que opera en la región y coordinó la publicación.

Esta es la primera etapa de un proyecto más amplio, cuyo objetivo es salvaguardar y enriquecer la medicina tradicional indígena. En la segunda etapa, que comenzó en 2014 y está en curso, los ancianos llevan a los jóvenes Matsés a la selva para enseñarles sobre las plantas y capacitarlos en el tratamiento de pacientes.

El tercer paso integrará las prácticas tradicionales a los sistemas de medicina occidental que operan en la remota región donde viven los Matsés, con el fin de proporcionarles lo mejor de ambos sistemas de salud. Actualmente tienen acceso limitado a la medicina occidental y a medicamentos.

“Los insumos para las prácticas tradicionales provienen de los bosques y son una alternativa renovable y gratuita para el tratamiento de enfermedades endémicas como la leishmaniasis”, refiere Herndon.

El libro no será compartido fuera de las comunidades Matsés ni publicado en otros idiomas. “Esta es una precaución también contra la biopiratería y la apropiación indebida de los conocimientos indígenas”, subraya.

Pero el antropólogo social y etnobiólogo Fernando Roca precisa que la única manera de garantizar que no haya biopiratería de los conocimientos tradicionales es registrando los derechos de autor, indicando claramente que esos conocimientos pertenecen a los Matsés.

“El hecho de que [una publicación] esté en una lengua nativa no garantiza que no haya apropiación ilícita pues los organismos interesados disponen de medios para contratar a alguien que hable el idioma y pueda hacer la traducción”, advierte.

Roca, un investigador peruano de la farmacopea indígena de la Amazonía. Refiere que en los países donde no existe un registro oficial de conocimientos tradicionales se puede acudir a otras instancias que asesoran y garantizan el derecho a la propiedad intelectual de los pueblos nativos; y al tiempo alerta que, de no registrarse esos conocimientos, podría suceder que si más adelante alguien se los apropia, los indígenas culpen a los científicos.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Related Arttextum artists:

Barbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos

En París abren una librería en la que el cliente imprime el libro que quiere

Autor: Redacción Mundo
Vía Diario Uno | Abril 1, 2016

 

Para reducir los costos de transporte y depósito, una editorial puso a disposición una impresora que arma textos “en algunos minutos”. Es la primera vez que se abre un comercio de este tipo en Europa

La primera librería de Europa que permite al cliente imprimir en algunos minutos el libro que desea comprar se abrirá este sábado en París, indicó la editorial Presses Universitaires de France (PUF). Gracias a un robot impresor que se pondrá a disposición del público, se podrán imprimir los libros propuestos “en algunos minutos”, precisó en un comunicado. Los lectores podrán elegir entre millones de títulos de un máximo de 850 páginas, el límite de la máquina. Podrán consultar un catálogo antes de encargarlos y comprarlos al mismo precio que en otra librería. “Tenemos miles de títulos con demanda insuficiente para que sean rentables” si se los imprime con el método tradicional, declaró Frédéric Mériot, director general de PUF. Los promotores del robot impresor, el “Espresso Book Machine”, creado por Xerox, aseguran que hará bajar considerablemente los costos de transporte y depósito. Este procedimiento ya se usa en varias universidades y algunas librerías estadounidenses.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Marilyn Boror Bor, artista Arttextum
Marilyn Boror Bor
Soledad Sánchez Goldar, artista Arttextum
Soledad Sánchez Goldar