Wild Child – Pillow Talk

Wild Child – Pillow Talk

By: Wild Child
Via YouTube | January 28, 2012

Video recommended by Fernanda Xanat López Ortega from Mexico, collaborator of Arttextum’s Replicación

When I sleep, I’m dreaming
When I sleep, I’m dreaming
When I sleep, I’m dreaming for you
Feel my heart it’s aching
Wish I could stop breaking
Spend all day just thinking for you
When you sleep, I’m thinking
When you sleep, I’m thinking
When you sleep, I’m thinking for her
Wish I still could love you
Floating high above you
Just don’t think I’m sinking for you
This pillow talk
Don’t wake me up
My dream is done
I’m still in love
I know your fears
Just lying here
I think I’ll leave
Please don’t my dear
This pillow talk will wake me up
No matter what I’m dreaming
When you leave, I’m lying When you leave,
I’m lying
When you leave, I’m lying for you
And I know it hurts you
Nothing else I can do
You won’t let me, though I want to
When you leave, I’m lonely When you leave,
I’m lonely When you leave,
I’m lonely for you
Roll around in our bed
Can’t stop thoughts in my head
The screaming girl just gets up for you
This pillow talk Don’t wake me up
My dream is done
I’m still in love
I know your fears
Just lying here
I think I’ll leave
Please don’t my dear
This pillow talk will wake me up
No matter what I’m dreaming
Pack my things, I’m leaving
Wish I could stop breathing
Know you’ll be coming back for me
If we fight and make up
If we fight and make up
If we fight, we wake up lonely
This pillow talk
Don’t wake me up
My dream is done
I’m still in love
I know your fears
Just lying here
I think I’ll leave
Please don’t my dear
This pillow talk will wake me up
No matter what I’m dreaming
 
We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.

Related Arttextum Artists:

Valeria Marruenda Huesca, artista Arttextum
Valeria Marruenda Huesca

 

Wild Child – Crazy Bird

Wild Child – Crazy Bird

By: Wild Child
Via YouTube | October 9, 2013

Video recommended by Fernanda Xanat López Ortega from Mexico, collaborator of Arttextum’s Replicación

I’ll wait around for days
this porch on which I pace
I need you mine I need me yours
You stole my breath away
You swore to me you’d stay
I’ve found something that I adore
Oh how
How we supposed to go on
Not knowing if you
bleed the way I do
I do (well I did)
are your eyes traveling elsewhere
You need to know I got the bones rolling hard against the floor
And if you left i’d break until the little pieces felt no more
Whisper the things we’d scream
now kid let’s not get mean
I need you mine I need me yours
Four walls and fancy friends
Don’t need me none of them
Because I’ve got you know and that’s enough (Well I’m glad)(Well so am I)
Let’s take good from our past
Patch holes with things that last
Let’s tear it up here you and I
Oh how
How we supposed to go on
Not knowing if you
bleed the way I do
I do (well I did)
are your eyes traveling elsewhere
You need to know I got the bones rolling hard against the floor
And if you left I’d break until the little pieces felt no more
Well these fights sure do take a lot out of me
but the secret I can tell you is I still do believe
I can’t promise that I’ll always be careful with things
But just know that I’ll expect it if you ever do leave
Sweet Marie
I love your name
Oh babe
can you turn your heart this way
Oh how
How we supposed to go on
Not knowing if you
bleed the way I do
I do (well I did)
are your bags traveling elsewhere
You need to know I got the bones rolling hard against the floor
And if you left I’d break until the little pieces felt no more
We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.

Related Arttextum Artists:

Ana Álvarez-Errecalde, artista Arttextum
Ana Álvarez Errecalde
Violette Bule, artista Arttextum
Violette Bule

Soda Stereo – De Música Ligera

Soda Stereo – De Música Ligera

By: SodaStereoVEVO
Via YouTube | Marzo 20, 2012

Vídeo recomendado por Fernanda Xanat López Ortega colaboradora de México para Replicación de Arttextum

Ella durmió
Al calor de las masas
Y yo desperté
Queriendo soñarla
Algún tiempo atrás
Pensé en escribirle
Que nunca sorteé
Las trampas del amor.

De aquel amor
De música ligera
Nada nos libra
Nada más queda.

No le enviaré
Cenizas de rosas
Ni pienso evitar
Un roce secreto.

De aquel amor
De música ligera
Nada nos libra
Nada más queda
De aquel amor
De música ligera
Nada nos libra
Nada más queda
Nada más queda
Nada más queda
Nada más queda.

 

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.

Artistas de Arttextum relacionados:

Carlos Guzmán, artista Arttextum
Carlos Guzmán
Glenda León, artista Arttextum
Glenda León

 

I Will Survive

By: Gloria Gaynor – Topic
Via YouTube | January 25, 2017

At first I was afraid, I was petrified
Kept thinkin’ I could never live without you by my side
Then I spent so many nights Just thinking how you did me wrong
And I grew strong
And I learned how to get along

And so you’re back from outer space
I just walked in to find you here, with that look upon your face
I should have changed that stupid lock
I should have made you leave your key
If I had known for just one second you’d be back to bother me

Go on now, go walk out the door
Just turn around now
‘Cause you’re not welcome anymore
Weren’t you the one who tried to break me with goodbye?
Did you think I’d crumble?
Did you think I’d lay down and die?
Oh no not I, I will survive
For as long as I know how to love, I know I’ll stay alive
I’ve got all my life to live
And I’ve got all my love to give
I’ll survive
I will survive
Hey hey

Hey hey
(I, I will survive)
Every day
(I, I will survive)
Oh yeah

It took all the strength I had not to fall apart
Just trying hard to mend the pieces of my broken heart
And I spent oh so many nights just feeling sorry for myself
I used to cry, but now I hold my head up high
And you see me, somebody new
I’m not that chained up little person still in love with you
And so you felt like dropping in and just expect me to be free
But now I’m savin’ all my lovin’ for someone who’s lovin’ me

Go on now, go walk out the door
Just turn around now
You’re not welcome anymore
Weren’t you the one who tried to break me with goodbye?
Did you think I’d crumble?
Did you think I’d lay down and die?
Oh no not I, I will survive
Oh as long as I know how to love, I know I’ll stay alive
I’ve got all my life to live
And I’ve got all my love to give
I’ll survive
I will survive
Hey hey

Go now, go walk out the door
Just turn around now
‘Cause you’re not welcome anymore
Weren’t you the one who tried to break me with goodbye?
Did you think I’d crumble?
Did you think I’d lay down and die?
Oh no not I, I will survive
Oh as long as I know how to love, I know I’ll stay alive
I’ve got all my life to live
And I’ve got all my love to give
I’ll survive
I will survive
I will survive

Hey
(I, I will survive)
Every day
(I, I will survive)
Yeah yeah

Oh
(I, I will survive)
I will survive
(I, I will survive)

I’ve got all my love to give
(I, I will survive)
I’ve got all my life to live
(I, I will survive)
My loving is not in vain, oh no

I will survive
(I, I will survive)
I will survive
(I, I will survive)
Hey

Image Credit: Spotify
We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.

Related Arttextum artists:

Glenda León, artista Arttextum
Glenda León
Leonel Vásquez, artista Arttextum
Leonel Vásquez
Carlos Guzmán, artista Arttextum
Carlos Guzmán

¿Por qué leer a Nietzsche como un filósofo pesimista cuando enseña sobre todo a amar la vida?

 

Autor: Pijama Surf
Vía Pijama Surf | Enero 1, 2016

En medio de las lecturas e interpretaciones que ha tenido a lo largo de la historia, la obra de Nietzsche guarda un intenso llamado para amar la propia existencia en todas sus aristas posibles.

Usualmente, en la historia de las ideas es común que autor y obra se confundan, que la biografía se inmiscuya en la impresión que podemos tener del trabajo realizado y entonces tengamos también una idea equivocada de ambos, vida y corpus.

Entre los varios ejemplos que podrían citarse al respecto, quizá uno de los más conocidos y asequibles para varios sea el de Friedrich Nietzsche, filósofo a quien encontramos bajo diversos avatares a lo largo de la historia según la lectura que se dio a su legado. Así, por ejemplo, lo mismo lo hallamos como un melómano entusiasta que como un implacable detractor de la Imúsica, como una suerte de ideólogo avant la lettre del régimen nazi, como heredero del pesimismo de Schopenhauer y también como el nihilista absoluto que, por eso mismo, inspiró en parte la idea del absurdo de la existencia de Camus, etcétera.

Como se ve, la obra de Nietzsche ha admitido varias lecturas, muchas de ellas cercanas al denominador común de la exaltación del sufrimiento y el dolor como constantes de esta vida y, por otro lado, la voluntad de poder como antídoto contra dicha regla, conceptos que de suyo poseen una carga negativa contra la cual es difícil ir durante un primer acercamiento. ¿Quién quiere aceptar que la existencia es esencialmente dolorosa? ¿Quién podría tomar de buen modo a un sujeto que sólo en el ejercicio del poder ha encontrado la forma de sobreponerse a ese destino? ¿No suenan ambas cosas un tanto radicales, en el extremo del pesar o en el extremo de la voluntad egoísta?

Aun con estar más o menos extendida, esa puede considerarse una lectura sumamente sesgada. Nietzsche habló de poder, es cierto, pero no en la manera en que podríamos identificarlo desde un punto de vista totalitario e instrumental. La idea de poder del filósofo era a un tiempo más elevada y más profunda: en uno de los videos de difusión de sus ideas que reseñamos este año se explica cómo la voluntad de poder es la forma en que podemos salir del laberinto del eterno retorno y así devenir Superhombres:

Desde otra perspectiva, esa tesis podría compararse con el esfuerzo por salir de la repetición que se busca en el psicoanálisis o, con más ambición aún, con la epifanía de romper con la dialéctica del amo y el esclavo. En todos los casos, incluido el cese del eterno retorno pregonado por Nietzsche, la recompensa última de poner nuestra voluntad en ello es el encuentro con la libertad auténtica, liberados de la fatalidad, de la repetición, del mundo del Amo, volcados de lleno sobre nuestro propio destino.

Esa es quizá una de las lecturas más ricas que podemos hacer de Nietzsche. Mirando desde otra perspectiva su pesimismo y su nihilismo, menos como una declaración de derrota que (mejor) como el antecedente necesario para celebrar la riqueza de la vida. En el sitio Brain Pickings, Maria Popova recupera un par de fragmentos de la obra nietzscheana que nos alientan a aceptar y entender el fracaso antes que querer huir de él; el primero de estos, el número 905 de La voluntad de poder, dice:

Aquellos hombres que en definitiva me interesan son a los que les deseo sufrimientos, abandono, enfermedad, malos tratos, desprecio: yo deseo, además, que no desconozcan el profundo desprecio de sí mismos, el martirio de la desconfianza de sí mismos, la miseria del vencido; y no tengo compasión de ellos, porque les deseo lo que revela el valor de un hombre: ¡que uno mismo perdura!

arttextum-replicacion-nietzsche2.jpg

Aquí podemos emparentar a Nietzsche con la filosofía estoica y su mirada cruda sobre las cosas del mundo, en especial el dolor y el sufrimiento. Como el alemán, los estoicos también creían que éstos eran parte natural de la existencia y que por ello mismo había que experimentarlos del mismo modo como aceptamos la felicidad o la alegría; por definición el dolor y el sufrimiento son más pesarosos, pero al final son también los que fortalecen nuestro espíritu y, al menos en teoría, nos hacen más sabios y más justos, templan nuestro carácter como la espada en la forja, situándonos en el camino de la “plenitud del ser” (eudaimonia) y de aquello que de verdad queremos para nuestra vida. En una de sus Epístolas morales a Lucilio, la número XVIII, Séneca aconsejó dedicar algunos días a vivir con lo mínimo posible, comer apenas lo necesario y tomar “un vestido áspero y rugoso”, y pasado un tiempo decir: “¿Es esto lo que temía?” (hoc est quod timebatur?), esto es, reconocer no sólo que para vivir basta lo esencial, sino también que a pesar de la adversidad la existencia continúa y que, quizá, así es mejor; por eso Nietzsche, al final del fragmento citado, celebra esa perseverancia de la voluntad en medio de la adversidad propia de la existencia: conocerla, padecerla y abrazarla como parte de nuestra vida para entender todos los aspectos de ésta, para entender a cabalidad lo mismo el disfrute que el dolor, el placer y el sufrimiento, y los matices entre ambos. Escribe el filósofo, en el parágrafo 12 de La gaya ciencia:

¿Tenemos que aceptar que la finalidad de la ciencia sea procurar al hombre el mayor número de placeres posible y el menor desencanto posible? Pero, ¿cómo hacerlo, si el placer y el desencanto se encuentran tan unidos que quien quisiera tener el mayor número de placeres posible debe sufrir, al menos, la misma cantidad de desencanto; que quien quisiera aprender a “dar saltos de alegría” debe prepararse para “estar triste hasta la muerte”? Tal vez así suceda. Al menos eso creían los estoicos, consecuentes en la medida en que deseaban el menor placer posible para conseguir de la vida el menor desencanto que se pueda (la sentencia que tenían constantemente en la boca, “el virtuoso es el más feliz”, podía servir tanto de enseñanza de escuela dirigida a la gran masa, como de casuística sutil para los refinados).

Antes que a una especie de balance teleológico, una idea de “karma” o de desendeudamiento de la culpa por las obras malas a través de las obras buenas (según lo explica Byung-Chul Han en La agonía del Eros), Nietzsche refuerza aquí la idea del temple de la voluntad en el sufrimiento para la mejor apreciación del disfrute.

El filósofo, en ese sentido, no es ajeno a la idea de fatalidad, pero quizá no en el sentido en que usualmente la entendemos, como algo inevitable y casi siempre pesaroso, sino más bien como aquello que por formar parte del mundo (el odio, el amor, el dolor, la felicidad), vamos a experimentar siquiera una vez en la vida, necesariamente. En otro texto exploramos la noción de amor fati (“amor al destino”), que Nietzsche expuso en un par de fragmentos de La gaya ciencia y de Ecce homo; en la sección 10 de esta última obra encontramos:

Mi fórmula para expresar la grandeza en el hombre es amor fati [amor al destino]: el no querer que nada sea distinto ni en el pasado ni en el futuro ni por toda la eternidad. No sólo soportar lo necesario, y aún menos disimularlo ―todo idealismo es mendacidad frente a lo necesario― sino amarlo.

arttextum-replicacion-nietzsche3.jpg

Y ese es el puente que nos permite unir la fatalidad de la vida en el mundo con el amor que podemos dedicarle no a la fatalidad, sino a nuestra propia vida. Mejor que aborrecer nuestra suerte, maldecir nuestro destino, rehuir al dolor y querer alejarnos del sufrimiento, Nietzsche nos enseña a amar la vida, nuestra vida, que en sí misma no podemos cambiar, porque ya es nuestra y es a la que damos cuerpo e historia con nuestros actos cotidianos pero que, en otro sentido, sí podemos transformar en función del lugar desde donde nos coloquemos con respecto a ella. Si somos capaces de amar aun (en) el infortunio, ¿qué no será cuando la felicidad se instale con plenitud en nuestra vida?

Para terminar, cerramos con este fragmento inquietantemente reflexivo de La gaya ciencia, subtitulado “La carga más pesada” (341):

¿Qué dirías si un día o una noche se introdujera furtivamente un demonio en tu más honda soledad y te dijera: “Esta vida, tal como la vives ahora y como la has vivido, deberás vivirla una e innumerables veces más; y no habrá nada nuevo en ella, sino que habrán de volver a ti cada dolor y cada placer, cada pensamiento y cada gemido, todo lo que hay en la vida de inefablemente pequeño y de grande, todo en el mismo orden e idéntica sucesión, aun esa araña, y ese claro de luna entre los árboles, y ese instante y yo mismo. Al eterno reloj de arena de la existencia se lo da vuelta una y otra vez y a ti con él, ¡grano de polvo del polvo!”? ¿No te tirarías al suelo rechinando los dientes y maldiciendo al demonio que así te hablara? ¿O vivirías un formidable instante en el que serías capaz de responder: “Tú eres un dios; nunca había oído cosas más divinas”? Si te dominara este pensamiento, te transformaría, convirtiéndote en otro diferente al que eres, hasta quizás torturándote. ¡La pregunta hecha en relación con todo y con cada cosa: “¿quieres que se repita esto una e innumerables veces más?” pesaría sobre tu obrar como la carga más pesada! ¿De cuánta benevolencia hacia ti y hacia la vida habrías de dar muestra para no desear nada más que confirmar y sancionar esto de una forma definitiva y eterna?

Y tú, ¿cómo responderías? ¿Quisieras vivir una y otra vez este instante? ¿O esa pregunta te empujará a darle otro sentido a tu existencia de manera tal que, si la idea del eterno retorno es cierta, querrás vivir una y otra vez todos los instantes de aquélla?

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artists de Arttextum relacionados:

Luis Guerra Miranda, artista Arttextum
Luis Guerra Miranda
Máximo Corvalán-Pincheira, artista Arttextum
Máximo Corvalán-Pincheira
Demian Schopf, artista Arttextum
Demian Schopf

Hombre maneja por horas en sequía para darle agua a todos los animales salvajes que lo necesitan

Autor: Elena Cortés
Vía Upsocl | Febrero 21, 2017

 

“Si no los ayudo se van a morir”.

Se llama Patrick Kilonzo Mwalua, y uno de sus objetivos de vida es ayudar a los animales. Este hombre se enrumba en una aventura de horas y en sequía solamente para llevarle agua a los animales salvajes del Tsavo West Nacional Park en Kenia. Lleva consigo más de 3 mil galones de agua por día porque el lugar donde habitan todas estas jirafas, zebras, elefantes, etc, es totalmente seco. Para él es una pasión.

Patrick Kilonozo Mwalua es un granjero en su pueblo y ha visto durante su vida el efecto del calentamiento global, sobre todo el impacto que tiene en la vida animal de Kenia.

arttextum-replicacion-animales

“Estábamos acostumbrados a recibir el agua por las lluvias, pero ya no está pasando eso. Así que comencé a darles agua a los animales por mi propia cuenta”.

El hombre confiesa que lo hace porque no quiere que estos indefensos animales mueran.

Todos los días, Patrick maneja por horas en sequía para llenar los tanques de agua y llevarlos a los animales.

Cada día llega con un camión de 3 mil galones de agua fresca, y los animales rápidamente se unen a él.

“No hay agua y es por eso que desgraciadamente los animales dependen de nosotros”

arttextum-replicacion-animales2.jpg

Contó que una vez encontró a 500 búfalos esperando la manguera que les provee agua. Apenas llegó, los animalitos se emocionaron.

Esta pasión ha inspirado a un par de mujeres americanas que crearon páginas GoFundMe para apoyarlo.

Patrick promete seguir haciendo esto mientras que la vida se lo siga permitiendo.

arttextum-replicacion-animales3.jpg

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artists de Arttextum relacionados:

Brenda Moreno, artista Arttextum
Brenda Moreno
Bárbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos

Soy yo – Bomba Estéreo

Autores: Eric Frederic / Liliana Margarita Saumet Avila / Federico Simon Mejia Ochoa / Joe Spargur
Vía YouTube

Soy yo
Bomba Estéreo
Me caí, me paré, caminé, me subí
Me fui contra la corriente y también me perdí
Fracasé, me encontré, lo viví y aprendí
Cuando te pegas fuerte más profundo es el beat
Sigo bailando y escribiendo mis letras
Sigo cantando con las puertas abiertas
Atravesando todas estas tierras
Y no hay que viajar tanto pa’ encontrar la respuesta
Y no te preocupes si no te aprueban
Cuando te critiquen, tú solo di
Soy yo
Soy yo
Soy yo (soy, soy, soy, soy, soy, soy, soy)
Soy yo (yo, yo, yo, yo, yo, yo, yo)
Sigo caminando y sigo riendo
Hago lo que quiero y muero en el intento
A nadie le importa lo que estoy haciendo
Lo único que importa es lo que está por dentro
A mí me gusta estar en la arena
Bañarme en el mar sin razón, sin problema
Estar sentada sin hacer nada
Mirando de lejos y estar relajada
Y no te preocupes si no te aprueban
Cuando te critiquen, tú solo di
Soy yo
Soy yo
Soy yo (soy, soy, soy, soy, soy, soy, soy)
Soy yo (yo, yo, yo, yo, yo, yo, yo)
Soy así, soy así, soy así (Relaja)
Y tú ni me conoces a mí (Bien relaja)
Soy así, soy así, soy así (Relaja)
Y tú ni me conoces a mí (Bien relaja)
You know what I mean? You know what I mean?
Sí, papá
Y no te preocupes si no te aprueban
Cuando te critiquen, tú solo di
Soy yo
Soy yo
Soy yo (soy, soy, soy, soy, soy, soy, soy)
Soy yo (yo, yo, yo, yo, yo, yo, yo)
En la cama
Relajá
Con mi encanto
Con pijama, soy yo
Así soy yo.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Brenda Moreno, artista Arttextum
Brenda Moreno
Paulina Velázquez Solís, artista Arttextum
Paulina Velázquez Solís
Edith López Ovalle, artista Arttextum
Edith López Ovalle