#EsRacismo #Arrazakeriada #AixòésRacisme

#EsRacismo #Arrazakeriada #AixòésRacisme

Autor: Mikel Araguas
Vía El País | Febrero 27, 2017

Artículo recomendado por Javier Armas Cortez, colaborador d México para Replicación de Arttextum

 

Qué actitud tomaríamos ante un hecho racista? Una campaña de SOS Racismo simula una acción islamófoba en Barcelona y… así reaccionó la ciudadanía

Cierra los ojos e imagina que hoy lunes, ahora mismo, te levantas de la silla, sales de tu casa o de tu trabajo porque te apetece, por ejemplo, tomar un café. Entras en ese local que te gusta tanto, te relajas oliendo el aroma que desprende la cafetera, estás ensimismado hasta que un sonido rompe la armonía del momento. Escuchas gritos, una mujer joven discute con el mismo camarero que te sonreía a ti hace unos minutos; en lugar de una broma y sonrisa como en tu caso, le está obsequiando con negaciones de cabeza y diciendo que no puede entrar porque el local no es para gente como ella. Un hiyab enmarca la cara de la joven al borde del colapso por la incredulidad.

¿Suena fuerte imaginarlo esto, verdad?

Aunque parece que es una de las escenas de Fences, la última película de Denzel Washington que se estrenó el viernes, es muy similar al experimento que hemos realizado en Barcelona hace unos días, y cuyo resultado proyectamos (de forma resumida) en el inicio de esa película que te animamos a que veas bajo el lema #EsRacismo #Arrazakeriada #AixòésRacisme.

Porque ¿qué pasaría si levantases la mirada en el bar en el que tú estabas hace unas líneas?

Si hacemos caso al último barómetro del CIS (Noviembre de 2016) no debiera pasar gran cosa dado que sólo para el 0,2% de la población española el racismo constituye una las preocupaciones más importantes de su vida en estos momentos. Casualmente, (y mira que es difícil en estadística) el mismo porcentaje de los que dicen que el racismo no es algo que les afecte en el día a día.

Este porcentaje de preocupación sobre el racismo, de forma paradójica (o no) contrasta con los informes del OBERAXE que dicen la ciudadanía no sólo es consciente con su existencia, sino que los han visto y que a pesar de ser “aislados” han de ser perseguidos.

Esto nos dibuja un panorama de país un poco esquizofrénico en el que, a pesar de que la ciudadanía sabe que el racismo existe, que está ahí, y que incluso debe ser perseguido, a la hora de la verdad no nos parece una de las cuestiones que más nos afecten quizá porque en el fondo sabemos que el racismo es algo que les afecta a los otros, a ellos. Sabemos que existe, pero no va con nosotros, con los nuestros.

Pero ¿estas cifras son exactas? ¿Qué actitud tomaríamos ante un hecho de este tipo? ¿Defendería yo a la mujer del bar que sigue en mi cabeza? ¿Y ese hombre que esconde su cabeza en el periódico? ¿Somos tan políticamente correctos como dicen las encuestas?

Estos fueron los puntos de partida que pensamos antes de dibujar esta campaña y lanzarnos a las calles de Barcelona el 14 de febrero junto a DMA Producciones con muchos nervios y unas cuantas cámaras ocultas al hombro. Queríamos saber las reacciones de personas anónimas ante un hecho racista e ilusionarnos ante la reacción positiva de la gente.

La idea de partida es un hecho muy sencillo; dos maravillosas actrices como Meritxell Martínez Bellafont, de la Xixa Teatre, y Adeline Flaun simulan una discriminación islamófoba a través de la negación de la primera a apuntar a la segunda a un sorteo debido a su aspecto físico en mitad de una céntrica calle de Barcelona.

Una situación por la que pasaron delante de la cámara 40 personas anónimas en 23 escenas que fueron posibles gracias a la complicidad de comerciantes de la zona (gracias a todos y todas), con unos resultados que, más allá de las imágenes, nos han dejado pensando hasta ahora mismo.

Una de las cosas que más nos ha llamado la atención es la tensión emocional de las personas que participaron en la experiencia; personas que rompieron a llorar de alivio al saber que se trataba de un experimento, personas que después de tener la vivencia de forma cerca (ese 56% de la población del OBERAXE), seguían pensando en qué hacer o recriminándose no haber adoptado una actitud más valiente de defensa de la víctima o haberle dicho cuatro palabras a alguno de los cafres con los que compartió escena.

Una tensión, y es la parte positiva que nos sigue acompañando, que se ve reflejada en que en más del 50% de las simulaciones las personas tuvieron una actitud beligerante contra el hecho discriminatorio, una actitud de rechazo frontal a comportamientos racistas e islamófobos. Reacciones que nos hace mantener con ilusión el trabajo que venimos realizando en los últimos 20 años, que tiene sentido, que en el tiempo, de van obteniendo resultados.

En cualquier caso, sigue sin ser suficiente, porque esta cifra esconde otras realidades, que como en la vida real y en nuestro trabajo, hay que mirar con detenimiento. Y es que más del 25% de las personas que participaron mostraron un claro discurso racista compartiendo e, incluso, aplaudiendo los argumentos discriminatorios; un porcentaje que supera con creces a las personas que en el informe del OBERAXE afirmaban que ese tipo de insultos no debe ser perseguido por la justicia.

Un porcentaje que sumado al 10% de las personas que asistió impasible al hecho discriminatorio, que puede explicarse con lo que en psicología social se llama el “efecto espectador”, dibujan una sociedad en la que de forma paulatina se va larvando de forma cada vez más evidente, la misma triste realidad que en países cercanos. Una realidad que está generando una tensión social de la que deberíamos tomar nota y que está justifican en la práctica, la aparición de líderes políticos que centran su acción en la discriminación y en señalar a la persona diferente como culpables de todos los males de la sociedad.

Y es esta la preocupación de SOS Racismo sobre la que queremos alertar. El racismo y la discriminación no son hechos sobre los que adoptar posiciones pasivas; el racismo y la discriminación no son opiniones o discursos neutros, sino delitos que debemos perseguir con la complicidad de toda la ciudadanía. Para ello nada más sencillo que el eslogan que con el que finaliza el spot y este artículo: “REFLEXIONA, ACTÚA Y DENUNCIA. ANTE EL RACISMO NUNCA TE CALLES.”

El vídeo, que en su versión corta se proyectará en las salas de cine de CINESA en la previa de la película Fences de Denzel Washington, está disponible en diferentes idiomas para su visualización y difusión en la página web de SOS Racismo (www.sosracismo.eu) y en su canal Youtube e irá acompañado de una campaña en redes Sociales en las que bajo los Hashtag #esRacismo #Arrazakeriada #aixòésracisme se tratará de fomentar el debate con la ciudadanía acerca del racismo más sutil y cotidiano.

Estos vídeos han sido posibles gracias al apoyo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Fondo Europeo para el asilo, migraciones e integración (FAMI).

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Antonio José Guzmán, artista Arttextum
Antonio José Guzmán
Rodrigo Albornoz, artista Arttextum
Rodrigo Albornoz
Jhafis Quintero, artista Arttextum
Jhafis Quintero

Cada día un fotógrafo / Fotógrafos en la red

Cada día un fotógrafo / Fotógrafos en la red

Autor: Luis Martínez Aniesa
Vía Cada día un fotógrafo / Fotógrafos en la red

Blog recomendado por Mariana Chávez Berrón, colaboradora de México para Replicación de Arttextum

 

El blog “Fotógrafos en la red” o “Cada día un fotógrafo”, como queráis llamarlo, consiste en escribir cada día una pequeña reseña sobre un fotógrafo, más o menos conocido, con una foto suya y varias referencias donde poder ampliar el conocimiento de su biografía o su obra. También pueden incluirse citas suyas y una lista de libros que ha escrito o en los que ha colaborado. Es un proyecto personal y no sé realmente porqué lo hago. Quizás porque siempre he querido escribir un libro. Empezó como un juego, un reto, una imitación de otros existentes y hoy tiene vida propia, creo que es algo único en la red en castellano (español) con sus más de 2.600 fotógrafos y ya no lo puedo dejar. Actualmente dedico de 1 a 3 horas al día a este blog, lo cual puede llegar a cansar en algunos momentos, sobre todo cuando tengo que adelantar el trabajo para que, cuando esté de viaje, siga apareciendo el nuevo fotógrafo del día.
Pero es mucho más lo que me da. Como fotógrafo aficionado que soy y autodidacta, la lectura de las biografías de muchos fotógrafos consagrados y pioneros (sobre todo la de las primeras mujeres fotógrafas) es apasionante. La evolución de los métodos y técnicas fotográficos son interesantísimos. Las diversas aproximaciones de tanto fotógrafo distinto al arte fotográfico son tan variadas y bellas. El conjunto de fotografías que pasan delante de mis ojos, a menudo tan diferentes e impactantes, es una parte de las mejores fotografías de la humanidad. Aunque en los primeros tiempos era un novato en esto de los blogs y he cometido errores, a veces imperdonables, actualmente realizo un borrador del artículo que envío al autor pidiéndole permiso para utilizar una foto, siempre que esto sea posible. Esto permite que establezca una relación con los fotógrafos que aparecen en el blog que, aunque superficial y puntual, normalmente es muy cordial lo que ha supuesto una sorpresa muy agradable para mi. También es halagador recibir algunos comentarios positivos de los seguidores que tiene el blog. Y que te sugieran fotógrafos para incluirlos, especialmente a latinoamericanos a los que tenemos tan lejos de los circuitos mercantiles y de Internet. También que algunos fotógrafos te pidan que los incluyas en el blog, porque piensan que es bueno para ellos. La calidad de las reseñas de los fotógrafos que realicé los primeros meses es inferior a las actuales, y me queda un arduo trabajo para, al mismo tiempo que sigue apareciendo “cada día un fotógrafo” ir actualizando los fotógrafos más antiguos. Pero tengo que hacerlo poco a poco para ser justo con ellos.
También voy incorporando algunas cosas nuevas en el blog, como una reseña detallada de los libros de cada autor, con enlaces a Amazon o a otras páginas donde poder comprarlos o incluso ojearlos, si es posible, o tener una página paralela en Facebook, y otras cosas que pueden ir apareciendo asociadas al blog. Es cuestión de aprender y de tener la mente abierta. No puedo dejar de comentar la página de Enkil, que fue la que me impactó de una manera que no pude evitar crear mi blog copiándole inicialmente, aunque con un estilo algo distinto. Buena parte de los fotógrafos emergentes, sobre todo rusos, con los que empecé el blog, aparecieron antes en Enkil y le copié buena parte de la información. Hoy en día Fotógrafos en la red tiene claramente una entidad propia, pero inicialmente era una copia descarada. Y finalmente, unos pocos datos sobre mí: me llamo Luis Martínez Aniesa, soy fotógrafo aficionado, vivo en San Sebastián, Gipuzkoa, Euskadi, España y espero que encuentres interesante, útil y variado este blog.

Imágenes: Ana Casas, Alejandro Cartagena y Camilo Echavarría, todas del blog de esta entrada.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Karina Juárez, artista Arttextum
Karina Juárez
Nicola Noemi Coppola, artista Arttextum
Nicola Noemi Coppola
Brenda Moreno, artista Arttextum
Brenda Moreno

The Woman Who Has Transformed English National Ballet

The Woman Who Has Transformed English National Ballet

Author: Roslyn Sulcas
Via The New York Times | November 18, 2016

Article recommended by Karla Castillo from Mexico, collaborator of Arttextum’s Replicación

 

LONDON — Artistic director, star ballerina, lobbyist, wrangler, psychologist, spokeswoman. Tamara Rojo, the artistic director of English National Ballet, is one busy woman.

Ms. Rojo, 42, a Spanish-born former Royal Ballet principal dancer, has been in her current job for four years, and she has made a startling difference to English National Ballet — a London touring company of 67 dancers that has no home theater and has struggled for a long time to establish its identity in the shadow of the Royal. On Tuesday, her company began a sold-out run of Akram Khan’s critically praised “Giselle” at Sadler’s Wells. Ms. Rojo commissioned the piece last year, part of her risk-taking approach.

She is also the company’s marquee ballerina (along with a fellow Royal Ballet alum, Alina Cojocaru), somehow managing to keep up her technical form and artistry while acting as a one-woman visionary, manager, cheerleader and glamorous high-profile ad for her organization.

Does she sleep? “As a dancer, you learn focus,” Ms. Rojo said.

Looking pale and slightly drawn, Ms. Rojo, even so, appeared full of energy in an interview earlier this month at the company’s headquarters near Royal Albert Hall. Every day, she said, involves a juggling act between dancing and directorial duties, with her attention constantly pulled among the needs of her dancers, administrative meetings and performing.

There are few female ballet company directors, but Ms. Rojo knew it was a job she wanted. “You can have a much wider impact on society as a director, than a dancer,” she said. “I think ballet can be so much more ambitious, do so much more, than it does now.” Since succeeding Wayne Eagling in 2012, she has worked that ambition, commissioning works from three relatively unknown female choreographers, and a war-themed program from Mr. Khan, Liam Scarlett and Russell Maliphant. She has also programmed challenging works by William Forsythe and Pina Bausch.

And last year, she formed an association with Sadler’s Wells that has given English National Ballet a London base to showcase its contemporary work. That is “the kind of risk-taking that a touring ballet company can’t otherwise do in this climate,” Debra Craine, the chief dance critic for The London Times, said in an email, referring to Britain’s recent cuts in arts financing.

Ms. Rojo has a narrow path to walk between popular appeal and artistic innovation. English National Ballet (called London Festival Ballet until 1989) was founded in 1950 by the British ballet stars Alicia Markova and Anton Dolin with the aim of taking ballet to the provinces. The troupe still has a touring obligation, and with subsidies at a much lower level than those of Royal Ballet, it depends on box-office certainties like “Swan Lake,” “Sleeping Beauty” and an annual “Nutcracker.” (The company’s annual budget is about $19 million, with $7.5 million coming from Arts Council England, a government body.)

“I’ve seen so many directors come through E.N.B. over the years — some of them with visionary ideas,” Judith Mackrell, a dance critic for The Guardian, said in an email. “All were defeated by cautiousness of the board and by the company’s remit from Arts Council England to deliver ballet to the regions.”

Ms. Rojo, who danced with English National Ballet for three years before joining Royal Ballet in 2000, doesn’t mean to lose. “I actually saw advantages in most of the things people thought of as problems,” she said. “Touring means you can really build young artists by giving them proper time onstage. And the beauty of rivaling the Royal is that we can really create an identity of our own. How should we look at the classical repertory and perform it today?”

Ballet has been her passion since she was 5, Ms. Rojo said, when she first glimpsed a class (“it was a revelation”) after school in Madrid, where she grew up. Her parents were not well off and made sacrifices to send her to an excellent ballet school, run by Victor Ullate, whose company she joined at 16. After winning the Paris International Dance Competition in 1994, she left Madrid to join Scottish National Ballet, where she spent just six months before being approached by Derek Deane, then the director of English National Ballet.

She didn’t think about directing a company, she said, until Spain’s government approached her in 2006, when she was with Royal Ballet. “The president wanted something like an English National Ballet for Spain, a touring company, and he wanted to know what it would cost, what infrastructure would it need, would I take on?” Ms. Rojo said. “I felt it was too early for me, but I began to do the research, and I realized that I wanted to know as much as possible about how to run a company.” (The Spanish government did not go ahead with the project.)

Ms. Rojo later participated in training for future artistic directors, shadowing Karen Kain at the National Ballet of Canada. When the Royal Ballet directorship opened in 2011, she was a front-runner, although the job ultimately went to Kevin O’Hare. Ms. Rojo said she was relieved. “A few years later, this position became available,” she said, “and I knew what I could achieve here.”

Ms. Rojo is a leader, said Alistair Spalding, the artistic director of Sadler’s Wells. “She is out there, looking for ideas, making things happen, looking for connections, a brilliant networker,” he said. “Despite the financial restrictions, she has been able to be more fleet of foot than she would have been at the Royal. The challenges for her are to raise enough money, and keep audience numbers up.”

Ms. Rojo’s big challenge will be raising money for the company’s planned 2018 move from its current cramped location to new headquarters it will share with English National Ballet School in Canning Town, East London. It will cost about $30 million, she said. As well as doubling studio capacity, the new building will have a production studio with a stage and full lighting and sound capability. (The stage is big enough for run-throughs, but the theater has a capacity of just 170.)

“Today, a ballet company will invest on average 1.8 million pounds” — $2.25 million — “on a new production, then give themselves two days onstage because it’s just too expensive,” Ms. Rojo said. “Compare that, again, with theater and its weeks of previews. But it’s the same audience. Right now, we are asking them to somehow bear with us, and I don’t want that. I want you to be moved and impressed and intrigued and overwhelmed. I want audiences to have the highest expectations.”

We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.


Related Arttextum Artists:

Rossana Martinez, artista Arttextum
Rossana Martínez
María Ezcurra, artista Arttextum
María Ezcurra
Glenda León, artista Arttextum
Glenda León