Diseñan la primera “ciudad bosque” para combatir la contaminación

 

Autor: National Geographic Traveler
Vía National Geographic Español | Enero 26, 2018

Esta importante iniciativa busca ser más amigable con la naturaleza y preservar el medio ambiente. Hay quienes les llaman “ciudad verde” y es la primera del mundo. Tal como su nombre lo refiere, este lugar estará cubierto por árboles pasto y en general de vegetación.

La ciudad estará localizada en China. El arquitecto italiano Stefano Boeri ha sido el artífice de este increíble diseño. Contará con alrededor de un millón de plantas de más de 100 especies distintas y 40 mil árboles que absorberán casi diez mil toneladas de CO2 y 57 toneladas de contaminantes.

Los árboles van a producir alrededor de 900 toneladas de oxígeno al año.
ciudad-verde-china-arttextum-replicacion.jpg

Este proyecto ecológico ayudará a disminuir la temperatura promedio del aire, mejorará la calidad del aire local, creará barreras naturales contra el ruido, generará hábitats para todo tipo de especies y mejorará la biodiversidad de la región.

Los encargados de la ciudad verde esperan que esté terminada para el año 2020.

La ciudad verde será autosuficiente, ya que funcionará con fuentes de energía renovables como la solar o la geotérmica. La vegetación está diseñada para recorrer los balcones y los tejados de una serie de rascacielos que abarcan 175 hectáreas a lo largo del río Liujiang, en la zona montañosa de Guangxi.

ciudad-verde-china2-arttextum-replicacion.jpg

Este innovador proyecto ya se ha empezado a construirse a las afueras de Liuzhou, provincia de Guangxi. Aquí vivirán alrededor de 30,000 personas con zonas comerciales y de oficinas, áreas residenciales, espacios recreativos, un hospital y dos escuelas. Estará conectada con la ciudad de Liuzhou gracias a una línea rápida de ferrocarril para coches eléctricos.

La arquitectura verde crece en todo el mundo.

Con este importante proyecto se espera que se reduzca la huella ambiental en China.

Imagen de Portada: ArquitecturaIdeal

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
Mick Lorusso, artista Arttextum
Mick Lorusso

Mejores chefs del mundo sirven 5 mil platos a brasileños pobres con comida que sobra de los JJ.OO.

Autor: Elena Cortés
Vía Upsocl | Agosto 16, 2016

Más ideas como estas para ayudar al mundo, por favor. 

Para los que son expertos o simplemente amantes de la buena gastronomía, estoy segura que aprecian por completo a los mejores chefs del mundo. El italiano Massimo Bottura, se lleva ese condecorado título y va a la guerra con un tenedor. Sin embargo, su lucha es única y por la mejor de las razones… Contra el desperdicio de comida que se libra en Río de Janeiro y sobre todo durante tan magno evento como los Juegos Olímpicos que ya llevan más de una semana en desarrollo y nos tiene a todos más atentos que nunca.

La misión de Bottura ha sido servir unos 5 mil platos a brasileños en situación de “vulnerabilidad social”, preparados con ingredientes donados por empresas de catering del Parque y la Villa Olímpica, que de otra manera terminaría en la basura. Antes de seguir contándoles esta grandiosa iniciativa, recordemos que Brasil es uno de los mayores desperdiciadores de alimentos en el mundo, con un promedio de 40 mil toneladas de comida que se desecha diariamente, casi un tercio de la producción que se cosecha en este país.

arttextum-basura-replicacion

El nombre de este proyecto es “Reffetorrio Gastromotiva”, un esfuerzo de colaboración entre el chef Massimo Bottura y el chef brasileño, David Hertz, en el cual han ofrecido comida y dignidad a miles de personas.

Al mismo tiempo, Río de Janeiro ha proporcionado un edificio para Bottura, Hertz y un equipo de chefs internacionales que ayudarán en el barrio de Lapa.

“Le hice una promesa a mi madre que iba a usar mi conocimiento para hacer visible lo invisible. Es hora de devolverle al mundo lo que nos dio. Tenemos una oportunidad a través de este proyecto, que es cultural no caridad, para luchar contra el desperdicio. Si cambiamos la forma de pensar, podemos dar luz a una nueva tradición”.

-Massimo Bottura a medios internacionales-

El proyecto “Refectorio Gastromotiva” espera continuar su misión mucho después que hayan acabado los Juegos Olímpicos, con la ayuda de donaciones.

Recordemos que este es el segundo proyecto de residuos de alimentos que Bottura organiza. En el 2015, junto a un gran grupo de chefs, transformaron 15 toneladas de residuos donados de alimentos en comidas para las personas sin hogar, durante la Exposición Mundial de Milán.

Más ideas como estas para ayudar al mundo.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artists de Arttextum relacionados:

Johanna Villamil, artista Arttextum
Johanna Villamil
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
Jean-François Boclé, artista Arttextum
Jean-François Boclé

Robin Food: la fundación que rescata la comida que desperdiciamos y le da el mejor uso

Autora: Mercedes Abascal
Vía Somos Gama y Robin Food | Julio 25, 2017

Robin Food, es la nueva iniciativa de la que querrás formar parte. ¿Por qué? resulta que un grupo de personas busca salvar la comida que generalmente se tira a la basura para dársela a los más necesitados.

Todo empezó cuando Fátima Purón del Río, fundadora de RF, estaba en una boda y se dio cuenta de que, aunque la comida estaba deliciosa, la mayoría de los invitados dejaron los platos casi intactos. Los meseros regresaban a la cocina con estos llenos. Ella se quedó con la duda de qué se hacía con esa comida y de ahí surgió la idea de crear un proceso por medio del cual se pudiera recuperar la comida y dársela a los más necesitados. El nombre de Robin Food hace alusión (sí, adivinaste) a Robin Hood.

Platicamos con Fátima quien nos contó a fondo sobre Robin Food y resolvió todas nuestras dudas.

“Ya somos parte del problema, ahora seamos parte de la solución.” Fátima Purón del Río

¿Cuáles son los objetivos principales de Robin Food?

Nuestro objetivo más importante es contribuir a disminuir el hambre en México; sin embargo, también queremos concientizar a la sociedad acerca de nuestra responsabilidad en el desperdicio de comida y el impacto que esto tiene en el medio ambiente. Sentimos un gran compromiso por dejar de ignorar la situación actual de nuestro país, en la que miles de personas sufren de hambre todos los días mientras que nosotros nos damos el lujo de tirar comida a la basura.

Lo que necesitas saber sobre el eclipse del sol que se verá en México

¿Cómo seleccionan a la gente o fundaciones a las que le dan la comida?

Algunas fundaciones se han puesto en contacto con nosotros y eso ha facilitado el proceso de selección, ya que a pesar de que existen muchas fundaciones en México, no todas aceptan alimentos, que es precisamente lo que nosotros ofrecemos.

¿Cómo separan la comida?

La comida se separa por platillos. Dependiendo de su estado, se decide si es para consumo humano o para consumo animal. Los platos que hayan quedado intactos o en buen estado, funcionan para que las personas puedan consumirlos posteriormente. Una vez que la comida está en los recipientes, se llena un formato con información importante del platillo como: ingredientes utilizados, fecha de elaboración y de caducidad, métodos de conservación (si se puede/debe refrigerarse, congelarse, etc…). Este formato se completa con la ayuda del chef o cocinero encargado del evento.

¿Qué pasa si la comida no sirve?

En realidad toda la comida sirve, pero no necesariamente para lo mismo. A lo que me refiero es que la comida que se da en un evento generalmente está en excelentes condiciones pero a la hora de rescatarla es posible que haya sido cortada, triturada, machacada o muchas veces esté llena de salsa o aderezo. Nosotros cuidamos que la comida que se rescate para el consumo humano mantenga la dignidad de quienes van a comerla. Cuando no pasa por ese filtro,  es llevada a albergues de perros.

¿Cuentan con el apoyo de alguna institución?

Todavía no, aunque estamos en vías de constituir a Robin Food como una Asociación Civil.

“Nuestros valores son la empatía, la responsabilidad, la iniciativa, la dignidad y la cooperación.” Robin Food

El equipo de Robin Food está establecido en la Ciudad de México, por lo que temporalmente podrán acudir solamente a los eventos celebrados ahí. Sin embargo, están muy contentos porque han recibido varios correos y llamadas de personas, fundaciones y cadenas de restaurantes que quieren unirse al proyecto. Su objetivo es crecer y llegar a muchos más puntos del país y del mundo.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Rossana Martínez, artista Arttextum
Rossana Martínez
Johanna Villamil, artista Arttextum
Johanna Villamil
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura

Award winning short film on How to be self sufficient

Author: Homesteading One Small Step towards freedom
Via YouTube | July 30, 2015

This family is an inspiration for people who would love to be a homesteader with limited resources!

We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.


Related Arttextum Artists

María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
Rossana Martínez, artista Arttextum
Rossana Martínez
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura

Vandana Shiva: «La revolución es inevitable y será ecológica; la gente quiere menos capital y más bienestar»

Autor: Nacho Martín Castelló
Vía Ellalabella | Octubre 15, 2015

 

Increíblemente cierto y sabio lo que nos plantea Vandana Shiva en esta entrevista realizada por El Ciudadano. Premio Nobel Alternativo y ponente del Festival Rototom. Inspirada por personajes como Einstein o Gandhi, física nuclear y filósofa, esta ambientalista india rechaza la energía nuclear por ser contaminante e inventada para matar. Defiende la ecología como parte inseparable de los derechos humanos y sigue creyendo más que nunca en una alternativa al brutal capitalismo basada en el amor y la no violencia.

Si hay algo que alguien recuerda la primera vez que habla con Vandana Shiva es su sonrisa cautivadora, asombrosamente constante, siempre dispuesta a compartir los pequeños secretos de la felicidad; esos que hacen que este mundo siga mereciendo la pena.

-¿Puede la ecología parar las guerras?

-¡Sólo la ecología puede parar las guerras! Porque las guerras se hacen por recursos naturales: petróleo, minerales, agua… Y si alguien no respeta la tierra, tampoco puede respetar losderechos humanos. Todo el mundo tiene derecho a los recursos naturales.

-¿Existe alternativa al capitalismo?

-La mayoría del mundo sobrevive fuera del capitalismo; en mi país, el 95% de la población. Y la mayor parte de la historia de la humanidad no ha tenido capitalismo.

-Pero el capitalismo de los países occidentales sí influye en el resto del mundo, para bien o para mal…

-En los últimos 50 años la parte mala se ha hecho más grande. En vuestros países, el capitalismo tenía una cara social y ello ha llevado a muchos a desistir en su lucha contra él. Por eso pasa ahora lo que vemos en crisis como la de Grecia, España, Irlanda o Islandia, y estos son sólo unos pocos de los primeros países donde pasará. También está pasando en Inglaterra. En nuestro mundo, el capitalismo entra y te roba la tierra, con su cara más brutal. En el vuestro la crisis ha hecho que el capitalismo se quite esa careta social y empezáis a vivir el capitalismo brutal.

-En Grecia creen que han empezado una revolución que liderarán con España e Italia para cambiar el mundo, aunque aún no saben cómo…

-Visité la Puerta del Sol y veo que el 50% de la población han sido expulsados por el sistema económico, un 49% de desempleo entre los jóvenes; que es como decirles «no tenemos sitio para ti en el sistema». Hay gente tirada en las calles, hay inteligencia en la calle, y va a buscar un cambio. Es inevitable esa revolución; no puedes excluir del sistema al 50% de la sociedad y esperar que nada ocurra. Lo que va a ocurrir no dependerá del sistema financiero. La gente quiere menos capital y más bienestar. Sea cual sea el cambio será ecológico y sostenible. No es ninguna utopía vacía. Es un imperativo ecológico y social.

vandana-shiva-arttextum

-En los 70 usted se abrazaba a los árboles para evitar que los talaran. ¿Debería la gente abrazar árboles más a menudo?

-La gente debería abrazar más a menudo todas las cosas valiosas. Los árboles son valiosos, el suelo es valioso, los niños lo son. Tenemos que declarar con amor: «¡tú no vas a destruir estas cosas valiosas!».

-¿Por qué ecología y derechos humanos están vinculados?

-La ilusión de la filosofía mecanicista y el capitalismo han intentado meter en nuestras mentes que están separados y que no somos parte de la naturaleza. Lo cierto es que el capitalismo financiero crece, pero el bienestar humano no. Las cosas más básicas vienen de la tierra. La energía nuclear es la más cara y peligrosa y aún nos dicen que es limpia y segura. La fast-food está destruyendo nuestros bosques y matando nuestros cuerpos, desconecta nuestro cerebro para que no pensemos y no elijamos; los fertilizantes contaminan aguas y con los transgénicos estamos contaminando y destrozando la diversidad de miles de especies para que alguien patente un monocultivo.

-¿Qué significa para usted no-violencia? ¿Cree que la Satyagraha de Gandhi (lucha pacífica) es posible hoy en día pese a la violencia de los gobiernos?

-El principio de la no-violencia es no dañar ni a la tierra ni a los seres vivientes. En India estamos aplicando la Satyagraha de Gandhi con la defensa de las semillas; y en las calles de India se está practicando no-violencia contra los políticos corruptos. Y sí, los gobiernos son más violentos porque la globalización capitalista exige una acción militar violenta. Hay gente que muere, pero si tu respuesta es coger una pistola te aseguro que ya habrás perdido, porque los ejércitos capitalistas tienen más armas de las que tú nunca podrás llegar a tener. La no-violencia es más ética, efectiva y evita que se criminalice a un movimiento. Desde el miedo no lo puedes hacer, sólo con amor, también es una cuestión de conexiones… y el momento mágico llega.

-¿Es la falta de contacto con la naturaleza la causa de tanto estrés, infelicidad, depresiones…?

-Tiene incluso un nombre: Desorden por Déficit de naturaleza. Se ha comprobado con mucha gente que se pone bien nada más tener contacto con la naturaleza.

-¿Cuál es su mayor lección aprendida?

-Que no hay una fuerza más potente que el amor. Como ejemplo te puedo decir que estoy aquí con mi hijo. Soy madre soltera y la mayor parte de las cosas buenas que he hecho han sido guiadas por mi amor por él, por mi deseo de que tenga lo mejor. Podría haber sido una persona enfadada y descontenta, pero he hecho del amor un enriquecimiento para mi vida.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
Bárbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos

La naturaleza es un ser vivo y los ríos, ¡personas!

Autora: Vera Juárez
Vía La BioGuía | Septiembre 24, 2015

 

Con una longitud de 290 kilómetros, el río Whanganui (también llamado Wanganui) es el tercer curso de agua más largo de Nueva Zelanda. Recorre la región de Manawatu-Wanganui en el sur de la Isla, naciendo a una altitud de 600 metros en el norte de la región. La tierra que lo rodea es remota y escarpada, sobrevolada por abundantes aves autóctonas.

El recorrido de este místico río comprende el Parque Nacional Tongariro, fluye hacia el mar de Tasmania y atraviesa bosques bajos silvestres. El Parque Nacional de Whanganui, donde corre al sur, lleva su nombre al haber sido creado con el fin de protegerlo.

Al ser el curso de agua navegable más largo de Nueva Zelanda, las embarcaciones fluviales históricamente lo han navegado, modificando su ecosistema. Además, ha sido parte trascendental de la vida de los pueblos originarios, pero lamentablemente ha sufrido el influjo colonizador de la misma forma que las comunidades nativas.

Frente a esta situación y a partir de un esfuerzo ecológico de los pueblos originarios de la región, autoridades de Nueva Zelanda otorgaron al río Whanganui la dimensión de persona legal al igual que una compañía o empresa. Esta resolución implica un avance respecto de los derechos de la naturaleza, ya que legalizará sus derechos e intereses. De esta forma, podrá gozar de las garantías constitucionales con las que cuenta cualquier ciudadano neozelandés.

La decisión es el resultado de una larga batalla legal impulsada por la comunidad originaria de los Whanganui iwi, quienes tienen una estrecha relación con este río. En este sentido, la resolución reconoce el estatus del río como un todo integral viviente o “Te Awa Tupua”, en el dialecto de esta comunidad.

La resolución lograda no solo es importante en cuanto a la preservación ecológica sino que implica, a nivel cultural, un paso hacia adelante al reconocer la comprensión de la naturaleza como una entidad viva; cosmovisión que data de tiempos muy antiguos y que se vincula directamente con los pueblos que habitaron originariamente la región.

Desde esta concepción, la tierra es la fuente de vida, por ello se la comprende como una madre multidimensional. En este sentido, los ríos supieron ser considerados dioses.

Bolivia ha sido, por su parte, el primer país en otorgar derechos legales completos a la naturaleza a través de la llamada “Ley de la Madre Tierra”, con el propósito de impedir la explotación de sus bosques.

Desde ahora, Nueva Zelanda también seguirá este paso latinoamericano, alejándose de la concepción de la naturaleza como un recurso económico, para volver a entenderla no como el trasfondo que rodea nuestra vida, sino como el escenario principal indisociable de nosotros y nuestro futuro.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.

Artistas de Arttextum relacionados:

Guadalupe Miles, artista Arttextum
Guadalupe Miles
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
Glenda León, artista Arttextum
Glenda León

Ambrosía Apoteca Herbolaria: Revalorando y reinterpretando saberes tradicionales

Ambrosía Apoteca Herbolaria: Revalorando y reinterpretando saberes tradicionales

Autor: Ambrosía Apoteca Herbolaria
Vía Ambrosía Apoteca Herbolaria

Proyecto de medicina y salud recomendado por Alejandra Pérez, colaboradora de México para Replicación de Arttextum

 

Ambrosía Apoteca Herbolaria es un proyecto que busca ofrecer alternativas para el cuidado de la salud, a base de las plantas medicinales, cuya eficacia se ha comprobado a través de la prueba del tiempo. Recupera, revalora y reinterpreta saberes tradicionales.

Saber utilizar las plantas, al igual que vivir con ellas y cuidar y observarlas, tiene innumerables efectos benéficos para el ser humano, tanto a nivel físico como emocional y energético. Ambrosía espera ser un puente que, empezando con el uso y el cultivo de las plantas medicinales, ayude a reunir a las personas con la curación y los mensajes que nos pueden dar las plantas.

ambrosía
(Del gr. ἀμβροσία, der. de ἄμβροτος ‘inmortal’, ‘divino’).
1. f. Mit. Manjar o alimento de los dioses.
2. f. Cosa deleitosa al espíritu.
3. f. Vianda, manjar o bebida de gusto suave o delicado.

apoteca
(Del lat. apothēca, y este del gr. ἀποθήκη ‘almacén’).
1. f. ant. botica (‖ farmacia).

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
Bárbara Santos, artista Arttextum
Bárbara Santos

O volvemos al estiércol en nuestra agricultura o no habrá futuro

Autora: Elena Pita
Vía Agricultorers, Red de especialistas en agricultura | Junio 29, 2016

 

Jairo Restrepo, el promotor del uso del abono natural en la agricultura.

Cae en tromba el agua sobre la tierra caliente de sol, tapizada de esparceta rosada y bella. Como una tormenta de verano fugaz, en este mayo que marcea. El maestro está desgranando el ABC (su biblia personal de agricultura orgánica) en fórmulas perfectas, y los alumnos apuntan minuciosos en sus cuadernos de campo, dibujos y croquis, números y letras.

Son una treintena de agricultores, ingenieros, viticultores, simples cuidadores de la tierra, y les está enseñando esta tarde la activación líquida de microorganismos. Dos galones de melaza, dos de suero de leche, 100 litros de agua y 10 kilos de vida o los microorganismos que esta mañana él mismo ha creado. Disuelve, trasiega valiéndose de cubos y empapa con aquello la bolsa de la vida: que penetre la humedad y, pasados 30 días de fermentación, las plantas reirán al beber el líquido elixir. «Es el mejor y más sencillo biofertilizante que cualquier campesino pueda preparar».

Regresa el sol tras el aguacero. Cuece el abono en bidones huecos sobre la tierra, hecho de heces de gallina, cáscara de arroz y harina de roca. Estoy escribiendo y a mi memoria vuelven los olores, del abono de pan (así huele por su base de avena fermentada), el de polvo de hueso, el zumo de alfalfa licuada en agua (nitrógeno puro), y hasta 48 biofertilizantes les enseña a preparar el maestro.

Jairo Restrepo nació sietemesino un día de abril de 1957 en Buga, Colombia, el menor de 11 hermanos, entre 84 nietos de los 26 hijos que tuvieron sus abuelos. Y con siete meses aprendió a caminar, «porque nadie me cargaba, tan feo había nacido». No dejó de caminar, colombiano errante por la Tierra para el bien de la tierra, enseñando, asesorando, desmontando mentiras.

Se doctoró ingeniero agrónomo por la Universidad de Pelotas, Brasil, huyendo de la persecución política e intelectual en su país. Es consultor en América Latina, el Caribe, Australia, África y Europa, ha enseñado en 37 universidades e institutos de investigación, asesor técnico para gobiernos y organismos internacionales como la FAO, autor de 14 libros, predicador incansable.

Lo encontramos impartiendo en el lugar de Navata, Alt Ampurdà, Girona. «Con agua y mierda no hay cosecha que se pierda», leo grafiado en su polo amarillo. O como él mismo dirá: «La vida es una eterna cagada que se recicla (sic). Sin descomposición no hay vida. La agricultura orgánica es mucho más barata que el cultivo activado por fertilización química; además, o vamos a ello o nos cargamos lo que queda de planeta», sin disyuntiva.

¿Cómo podríamos reclamar el derecho a saber qué son los alimentos que comemos?

El derecho es un invento. Yo hablaría del instinto natural de tener accesibilidad a los alimentos y te respondo con una pregunta: ¿qué pasaría si se prohibiera comercializar comida?

¿Qué pasaría con las ciudades?

No existirían. El problema está generado por una gente que no es capaz de producir lo que demanda y para lograrlo inventa necesidades artificiales. Necesidades naturales: comer, nutrirse, tener salud, sonreír… Necesidades creadas para dominarnos: el consumo de todo tipo. Te niegan lo que naturalmente necesitas y te distraen con necesidades artificiales, para doblegarte. La calidad de los alimentos pasa por no crearle necesidades al campesino, como ha hecho la agricultura industrial. El campesino ha sido violado. Y un alimento es sano cuando no tiene maldad, cuando es producido de manera natural, sin manipular las necesidades del otro.

¿Cómo rompemos la cadena?

Buscando la reconstrucción social de los campesinos, reencontrando la cultura y por tanto la felicidad en la tierra. Cuanto más despegada está de ésta, menos cultura tiene la gente. La agricultura es el arte del cultivo; la cultura nació en el campo, no es de las ciudades.

Jairo, ¿quién le enseñó todo lo que usted enseña ahora?

La necesidad. Es como si le preguntas a una abuela quién le enseñó a cocinar. Trabajo con la habilidad manual de los campesinos. Ellos no tienen sino una pala y unas semillas; yo conecto y complemento esta destreza con la habilidad intelectual, buscando el porqué de las cosas y contra qué hago las cosas. Contra un sistema de opresión que miente y reprime y nos hace pacientes. Decodifico la práctica campesina y convierto en simple lo complejo que les plantea la ingeniería agrónoma. Tengo un compromiso con los campesinos para restablecer su cultura.

Ha venido a enseñar a estos nuevos cuidadores de la tierra cómo regenerar el suelo, para que olvide o depure el veneno arrojado.

¿Estamos aún a tiempo?

Mientras haya posibilidad de recuperar la actividad biológica del suelo es posible un mundo diferente. Una tierra sin vida microbiológica es una tierra sin cerebro. Con los abonos naturales que utilizaron nuestros antepasados por tiempos inmemoriales, volverá a funcionar su memoria, que es la vida.

¿Podremos recuperar la Tierra o es demasiado tarde?

Por día se deposita medio millón de toneladas de desechos petroleros y se calcula que este planeta necesita un año y medio para digerirlos del todo. Así que tiene un atraso de 400 años. Ya no es momento de más reuniones en Tokio o París, sino de hechos. EEUU y China, responsables de un 30% de los depósitos que generan el efecto invernadero, ni siquiera firman los compromisos. O paramos la matriz de la destrucción o estaremos ante la séptima extinción, la del hombre.

¿Bastaría con detener la combustión fósil?

No. El mayor destructor del planeta es el sector agropecuario, algo que ni siquiera se contempla en esos congresos internacionales, porque hay cuatro corporaciones que dominan 67 centavos de cada dólar mundial. El alimento sale de la naturaleza, todo el mundo tiene que comer, y esto les hace dueños del 67% de la economía. ¿Cómo nos dominan? Con la manipulación política de la palabra hambre y con la desnutrición tecnológica de los alimentos para que el hombre enferme y dependa de la farmacia. También con la expulsión del campesino y a través de la geofísica, con la modificación de las condiciones climáticas en lugares concretos, para expulsar a la población. Los desastres en América Latina, África y Asia no son naturales, sino ensayos.

¿Este proceso se ha hecho de modo planificado o ha sido una forma de ganar más dinero?

Yo te diría que sí, que todo está programado. Es un sometimiento sistematizado y programado: la industria sabe de todo esto y sabe lo que quiere.
Cuénteme un cuento o un sueño para poner un fin esperanzador a esta entrevista.
(Ríe) Mi sueño es construir un estado ideal del ser, para no ser un ser ideal del Estado. Hoy ese Estado es autoritario porque vivimos en una dominación global.

ALIMENTACIÓN TÓXICA

Sostiene Restrepo que «el coeficiente intelectual de los niños europeos ha disminuido un 17% en los últimos 25 años debido a la alimentación tóxica». En la misma línea, afirma que “comer es saber o ser consciente de qué es aquello que prolonga tu vida y qué te hace daño. Hoy la comida te roba la energía; no es sana, está programada para debilitar actuando en tres niveles vitales: elimina el sistema inmunológico, es neurotóxica y afecta al comportamiento social.

No sólo produce toxicidad a base de procesos industriales de conservación que son veneno, sino que deprime y merma la emoción. No cabe en mi cabeza que no se hagan análisis comparativos de la sangre que existía antes de la fertilización y el tratamiento químico de la tierra y la que hoy tenemos. La sangre evoluciona con la nutrición y es imposible que la industria no sepa este dato. La agricultura orgánica genera energía y la agricultura industrial quema energía, es así de sencillo”

Imagen cortesía de la Universidad Tecnológica de Paquimé

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
Mick Lorusso, artista Arttextum
Mick Lorusso

 

Xiuhtezcatl, Indigenous Climate Activist at the High-level event on Climate Change

Author: General Assembly of the United Nations
Via The United Nations Live & On-demand | June 19, 2015

 

Remarks by Xiuhtezcatl, indigenous climate activist and Youth Director of Earth Guardians at the opening segment of the High-level event of the United Nations General Assembly on Climate Change (29 June 2015).

HIGH-LEVEL EVENT ON CLIMATE CHANGE
New York

BACKGROUND

2015 will be a critical year for the climate change negotiations under the auspices of the United Nations Framework Convention on Climate Change. The international community is expected to deliver a new, ambitious and universally binding agreement in Paris.

The President of the General Assembly convened a High-Level Event on climate change on 29 June 2015, which intended to provide impetus and political momentum for an ambitious climate agreement, by keeping the issue high on the agenda at the mid-point between COP20 in Lima and COP21 in Paris. It aimed also to provide space for showcasing climate action and concrete initiatives, through multi-stakeholder approaches to address climate change.

2015 will also be a decisive year in shaping the post 2015 development agenda and agreeing on a framework for financing for development. The road from Addis Ababa to New York and finally Paris will be central to the global efforts to improve lives, achieve sustainable development and preserve the planet for the present and future generations.

 

FORMAT

The High-level event consisted of:

A high-level opening session,
Two high-level interactive Panel discussions, and
A closing session.

PARTICIPATION

Member States were invited to participate at the highest level. Representatives of the UN Agencies, the UNFCCC Secretariat as well as the private sector, civil society, academia and other relevant stakeholders were also encouraged to attend at the highest level possible.

OUTCOME

The outcome is a President’s Summary, circulated to all Member States and other stakeholders.

We believe in your work, that's why we share it with original links; if you disagree, please contact us.

Related Arttextum Artists:

Gilberto Esparza, artista Arttextum
Gilberto Esparza
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
Grupo Recicla Sustenta, colectivo Arttextum
Grupo Recicla Sustenta

¿Por qué el futuro es trabajar en el campo y no en la ciudad?

Autor: agriculturers.com
Vía Inversiones Agro | Marzo 30, 2016

 

Asegura que el futuro está en el campo. Al menos, el suyo a medio plazo. En 2011, Blanca Entrecanales, madrileña de 54 años, hija de José María Entrecanales, fundador de Acciona, compró una finca de 240 hectáreas, a las que acaba de añadir otras 33 más, en plena comarca de la Campana de Oropesa (Toledo), a la que bautizó como Dehesa el Milagro. El nombre se debe a que después de salir ilesa de un accidente de coche en un paso a nivel de tren, próximo a la finca, decidió que el hecho de haber salido viva era algo extraordinario. “Todo en mi vida surge intuitivamente, sin tenerlo predestinado, como el milagro de tener ahora este proyecto de agricultura ecológica”, explica Entrecanales, en el espacio de trabajo que comparte con su hija, la decoradora Marta de la Rica.

Lo que comenzó poco a poco, siguiendo ese movimiento slow que recorre todo el mundo y los principios basados en la agricultura regenerativa, promovida por el australiano Darren Doherty, ha acabado por convertirse en un proyecto empresarial con futuro. “Aplicamos sus principios que hacen que la tierra se regenere y se fertilice de manera natural”. Advierte Blanca Entrecanales que todo lo ha tenido que aprender sobre la marcha. Hasta ahora había llevado una vida alejada de estos menesteres.

Estudió Derecho, se casó, entró en el mundo de las antigüedades, tuvo a sus tres hijos, se separó… Hasta que un día, en un viaje a Etiopía conoció al arquitecto Arturo Grinda, que se embarcó con ella en esta aventura en el campo. Todo esto lo va desgranando de forma espontánea, sentada en una silla en medio de la amplia sala, donde entra luz natural a raudales. La mayor parte del tiempo lo pasa en la finca, donde controla sobre todo la calidad de los productos y los procedimientos naturales que emplean para obtenerlos.

Cada semana, de Dehesa del Milagro salen más de 50 cestas con verduras y hortalizas ecológicas recién cortadas que se entregan, en dos formatos (la grande, con pan de espelta, aceite y huevos, sale por 55 euros; y las de siete kilos a 22 euros) en cajas directamente en el domicilio del cliente. Ahora se encuentra en pleno proceso de crecimiento, y para ello acaba de incorporarse al negocio, en el que trabajan 14 personas, su hijo Borja de la Rica. “Estoy feliz de que se haya implicado en este proyecto porque necesitamos una persona joven, dinámica, con otra visión”. La llegada de esta nueva generación se va a traducir en el estreno en el mes de abril de una nueva página web, “mucho más ágil, practica y comercial que la que tenemos ahora”. Es la hermana de José Manuel Entrecanales, el actual presidente de Acciona, la empresa de infraestructuras, energía y servicios de agua que fundó su padre en 1997, y explica que el apellido puede ayudar la primera vez a vender, “pero si no tienes un buen producto no vuelven a comprarte”.

el-futuro-es-el-campo

También trabaja con restaurantes, como Rooster, el local de Alfonso Castellano, que apuesta por una cocina natural, o Marconi y Cabaña Marconi. En estos momentos dispone de una cartera de 400 clientes que desea convertir en abonados, dado que el abanico de productos se irá ampliando, ya que en la finca hay en estos momentos ganado vacuno (avileña cruzada con limousin), ovino de raza talaverana, pollos camperos, gallinas ponedoras y cordero. “No tengo tiempo de nada…”

Para Blanca Entrecanales la oficina está allí donde tenga su ordenador y teléfono móvil. Cuenta con dos despachos, uno en Dehesa el Milagro; y el otro en Madrid, que comparte con su hija, decoradora de interiores. Por tanto, el espacio está repleto de objetos decorativos vintage, art decó, telas, libros de decoración, sillas, mesas, lámparas, y unas láminas con hortalizas. En ese mismo espacio se entregan, para quien lo desee, las cestas de verduras y hortalizas que venden semanalmente.

Sobre la mesa tiene una muestra de ellas, y confiesa que el invierno, su estación preferida del año, es rica en verduras con las que se puede cocinar sano. Es otra de sus obsesiones. En la página online de Dehesa el Milagro (www.dehesaelmilagro.com) se pueden encontrar recetas que ella prepara para cocinar con cierta gracia las verduras.

Y destaca que uno de los valores añadidos de la finca es el personal que trabaja en ella. “Estoy orgullosa del equipo, son jóvenes, a los que cada vez atrae más la agricultura. Es el futuro, están deseosos de aprender cosas nuevas, de acumular sabiduría”, explica esta empresaria que desea destacar la labor de su asesor en estos temas, Carlos Terraz, presidente de AviAlter, una sociedad avícola alternativa. Juntos están volcados en un trabajo con el Ministerio de Agricultura para cambiar la normativa de las pequeñas granjas y su relación con los mataderos. “Queremos controlar la forma en la que se sacrifican nuestros animales”, señala Entrenacanales, cuyas aficiones son la cocina, pasear con los perros y la fotografía.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionadas:

María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura

La vida persevera y encuentra el camino

Autor: Cultura Inquieta
Vía Cultura Inquieta Plataforma de la Música y las Artes | Octubre 3, 2015

Artículo recomendado por Andrea López Tyrer, colaboradora de Chile/España para Replicación de Arttextum

 

La vida persevera y encuentra el camino: 24 plantas que, sencillamente, no se dan por vencidas.

la-vida-persevera-arttextum2

La idea de que la humanidad ha llegado a dominar la naturaleza no es del todo cierta. Claro, hemos cambiado el mundo de forma irrevocable para hacerlo mejor (o peor), pero la naturaleza estaba aquí antes que nosotros y estará después de que nos hayamos ido. Sólo tenemos que preguntar a estas 24 plantas que han prosperado a pesar de todo.

la-vida-persevera-arttextum3

Sin duda son imágenes del todo ejemplares y estimulantes. La vida persevera y acaba venciendo…

planta_roots_raiz_cultura_inquieta

Ve más imágenes siguiendo el enlace original.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
María Paula Falla, artista Arttextum
María Paula Falla
Adriana Salazar, artista Arttextum
Adriana Salazar

La hoja de coca es la hoja de la paz, no de la guerra

Autora: Ana María Luzardo Ocampo
Vía Las 2 Orillas | Diciembre 9, 2013

 

-¿Qué representa la hoja de coca para los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta?

-El ‘Ayu’ (hoja de coca en lengua arhuaca) representa SÈ para los mamus (sabios) y sagas (sabias) de la Sierra Nevada de Santa Marta. SÈ es la visión que une armónicamente a todas las naciones indígenas del mundo con la madre naturaleza o Ati Seynekun.

La ofrendamos como símbolo del compartir las enseñanzas de origen, festejar la vida y agradecer a todos los seres de la naturaleza por su servicio: las semillas como gen de la vida, las abejas que polinizan las flores, los pájaros como sembradores silvestres, el agua como memoria viva de nuestra historia, el aire que respiramos, el sol que nos alumbra y así toda la vida en su infinidad de manifestaciones, ya que sin su trabajo no degustaríamos los frutos de la tierra.

La hoja de coca es la hoja de la paz, no de la guerra. Conocer la naturaleza de nuestro propio ser es estar en comunión con el orden del todo, y en esto no hay violencia sino armonía.

La hoja de coca también representa la feminidad.

-¿Qué usos le dan a la coca en la Sierra Nevada de Santa Marta? ¿Cómo se convive con esta planta?

-La hoja de coca tiene diferentes usos, alimenticio, medicinal y ritual, pero es ante todo alimento espiritual.

Los mamus de la Sierra Nevada de Santa Marta consideran que en el futuro podríamos sobrevivir con solo alimentarnos de esta planta, y debido a que es una planta sagrada, sólo las niñas inocentes de nueve años pueden seleccionar la hoja de coca para tostarla en el Kayueru (Olla de barro que se coloca sobre el fogón, para batir la hoja de coca a la derecha y a la izquierda).

Los mamus saludan el Abi Kwiti (el eterno infinito) y hacen pagamento a los elementales (el agua, la tierra, el aire y el sol) con la hoja de coca, que también es reconocida como el puente de comunicación e interconexión con los seres humanos. Para ellos, todas las plantas y semillas deben ser entendidas como una planta madre; y cuando ‘mojamos la palabra’ con las hojas sagradas, lo que hacemos es endulzar las palabras que vienen del corazón y de la esencia de la vida. Por esto, las abuelas de la amazonía cuentan que mambear (mascar coca) es endulzar la palabra.

Además, no olvidemos que la hoja de coca es la hoja de vida de América -símbolo de la descolonización mental, emocional, espiritual y física- que inspiró al movimiento cocalero para que América tuviera su primer presidente indígena, nuestro hermano Aimara Evo Morales.

Para nosotros, al igual que para los pueblos indígenas de América, esta hoja es el principio del despertar ancestral de Colombia.

-¿Cuál es la relación de la mujer tayrona con la coca?

-La mujer Tayrona también es representada por esta planta sagrada, y en ella, la energía del agua y la tierra que es fuente de vida, enseñanza y amor.

La coca, como representación de la energía y la fuerza femenina, endulza el pensamiento, el corazón, el espíritu de quienes la mambean. En Colombia hay mambeólogos, y como disciplina, la mambeología es originaria y auténtica; es un arte de conexión espiritual que encierra el espíritu mágico de Ati Seynekun.

-¿Cuántas hectáreas de la Sierra Nevada de Santa Marta están sembradas con coca? ¿Lo están como parte de un territorio sagrado en donde el Estado no tiene participación alguna?

-Las familias arhuacas tienen en promedio 40 plantas para su consumo. Sin embargo, por la posición geoestratégica de la Sierra Nevada de Santa Marta y las características del terreno, también se ha cultivado marihuana (habían muchos cultivos durante la época de la bonanza marimbera) y algunos cultivos que tienen un uso diferente al ancestral, específicamente para proveer la industria de la cocaína.

El cultivo de la coca para la industria de la cocaína ha sido desempeñado desde siempre por personas diferentes a los indígenas, y esto ha repercutido de manera negativa en nuestro interés de preservar el corazón de la tierra, es decir, la Sierra Nevada de Santa Marta, al dañar nuestros lugares o sitios sagrados.

El Estado ha fumigado con glifosato y ha afectado la salud de las comunidades indígenas, contaminando el agua, los cultivos de subsistencia e interviniendo abruptamente nuestro ciclo agroecológico.

El transcurrir de nuestros días consiste en ir al mar por conchas y sal, luego desplazarse a clima templado donde se encuentran los cultivos de subsistencia y finalmente subir a las nieves donde están las plantas medicinales y aromáticas como el tucilago, que es bendito para conciliar el sueño, y las hojas secas de frailejón, que sirven para acompañar las limpiezas espirituales; el saumerio de frailejón, por su parte, permite refrescar el espíritu y sanar las emociones. Durante este caminar, pasamos por tres pisos térmicos distintos en donde tenemos diversidad de cultivos: Por ejemplo, en tierra templada sembramos fríjol, maíz y caña de azúcar, y en las nieves, ajo y cebollín.

La violencia es un asunto que llegó con el negocio de nuestra planta sagrada, y esto ha impedido nuestro libre desarrollo y ha ocasionado delitos contra la madre naturaleza.

-Las FARC dijo hace poco en una rueda de prensa, con motivo del punto cuatro de la agenda que se debate en los diálogos de paz de La Habana, que el problema era la cocaína y no la coca. Según lo que me dice, ¿coincide con ellos?

-Claro que el problema es el clorhidrato de cocaína. Sin embargo, quiero aclarar que la paz de Colombia es un asunto de todos y por eso en el marco del pagamento a la no violencia en Seyniribia -lugar sagrado de la Sierra Nevada de Santa Marta para hacer pagamento por el cese de la guerra y la violencia entre los humanos y de los humanos con la naturaleza- los mamos, sagas, gobernadores del pueblo kogui, arhuaco, wiwa, kankuamo y líderes indígenas en general hicimos el saludo del Ayu o la hoja de coca por la paz.

Así mismo, el 12 de octubre con motivo de la conmemoración de las primeras naciones de América, realizamos pagamento en Mamankana, un lugar sagrado donde se reunieron por primera vez los mamos a organizar la visión del mundo, y en donde les fue encomendada SÈ o la ley de origen. Allí tuve la oportunidad de construir con los mamos un círculo de la palabra dedicado a las semillas como mensajeras de la biodiversidad de Colombia, y contó con la presencia de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada y la Amazonía, el presidente Juan Manuel Santos y cinco de sus ministros, y las mujeres indígenas que cuidamos la biodiversidad desde el fogón, custodiando la semilla nativa y abogando por la soberanía de nuestro país en el plato. Defender la semilla nativa que lleva más de 10.000 años en nuestra tierra es hacer la paz con la biodiversidad.

El problema del narcotráfico hay que analizarlo desde una perspectiva global y en tres etapas: la producción, la distribución y comercialización, y el consumo de cocaína, ojo, no de coca.

Sobre este fenómeno se han explorado varias políticas públicas en el mundo, porque vale la pena aclarar que la drogadicción es un asunto global y no un asunto exclusivo de nuestro país. No me gusta que estigmaticen a Colombia por esto.

Sin embargo, en China por ejemplo, a quién encuentren comercializando coca se le aplica la pena de muerte, mientras que en Colombia se persigue fuertemente al consumidor cuando todos sabemos que es un tema de salud pública.

Como este fenómeno afecta más que todo a la juventud del país, deberíamos tener una política pública clara para tratar el problema del consumo y resolver así el tema de la comercialización de cocaína. Hay Estados donde se regala la cocaína con el objetivo de que las personas que se lucran con este negocio no encuentren un estímulo para continuar en él

La Sierra Nevada de Santa Marta es una cultura de la no-violencia y alrededor de la industria de la cocaína hay mucha violencia. Por eso hay que insistir en formalizar la política que mencioné previamente.

-¿Cuál es la propuesta de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta al punto cuatro de la agenda que se debate en los diálogos de paz en La Habana?

-Nuestra propuesta a la agenda de paz es SÈ, vivir bien en armonía con los ciclos y procesos vitales de la naturaleza, con el ciclo del agua, el ciclo agroalimentario, el ciclo del aire y el ciclo del sol.

Frente al punto cuatro de la agenda, lo fundamental consiste en devolverle a la hoja de coca el uso medicinal, alimentario y ritual de los pueblos indígenas. Convertir este legado en una fuente de enseñanza para nuestro país y para la humanidad sería un gran avance.

-¿Cómo reinvidicar el papel ancestral de la coca en la sociedad colombiana, teniendo en cuenta lo que esta planta representa para un amplio sector de la población?

-Es importante continuar con campañas como la de ‘Ninguna mata, mata’, donde se reconozca que el problema es el mal uso que se le ha dado a la planta y no a Ayu en sí mismo.

Además, los niños deben conocer los usos medicinales, curativos y alimenticios de la diversidad de nuestro país, para evitar que se estigmaticen los alimentos ancestrales, e incluso, diría que es importante que se patente la hoja de coca como ya ha ocurrido con otras plantas sagradas como el yagé y la chicha, aunque esta última –aduciendo a argumentos de sanidad- haya sido sustituida por la cerveza.

En el fondo, lo que hubo en la campaña de desprestigio contra la chicha es un interés económico que beneficia a unos pocos, el mismo interés que hoy tienen las multinacionales semilleras sobre nuestras semillas nativas con más de 10.000 años de antigüedad. Bajo el argumento de que son mejoradas y restringiendo el acceso a ellas, se están apropiando de una riqueza natural que representa el patrimonio de los colombianos.

-¿Qué les dice a las personas que juzgan la planta y por ende a ustedes como indígenas y habitantes de una zona que siembra coca?

-(Risas) Hay mucho desconocimiento. Colombia está entre los cuatro países más megadiversos del mundo y no conocemos nuestra agrobiodiversidad. El Ayu, la hoja de coca, es alimento de vida.

Si no recuperamos los saberes de los pueblos indígenas que habitan este territorio y las enseñanzas que dejan las plantas sagradas, ¿cómo garantizaremos nuestra supervivencia?, ¿cómo haremos la paz con la tierra?

-La coca, así como el fríjol o el maíz, se considera una semilla originaria. ¿Debe garantizarse entonces su permanencia en el territorio colombiano? ¿Su intercambio?

-Sí; en primer lugar debe garantizarse el respeto. Existió una vez una campaña publicitaria con la voz de una niña que decía ‘No consumas la mata que mata’ y una líder indígena tuteló el respeto a la planta y se ordenó retirar la campaña, por ser una ofensa a la identidad cultural de los pueblos indígenas.

Ahora, el uso medicinal y gastronómico de la coca no es propiedad de uno solo, hace parte de los saberes colectivos de los pueblos y por tanto, es natural que se socialice con la comunidad. Estoy enterada de las dificultades de muchos productos a base de coca que no pueden ser distribuidos porque carecen de certificados, incluso, hay una multinacional que ya tiene patentado el nombre Coca, siento este un término originario.

Por otra parte, el congreso de la república aprobó la ley 1518 de 2011 que ratificó la upov del 91, que fue el convenio de patentes vegetales. Sin embargo, esta ley fue declarada inexequible por no haber sido consultada con los pueblos indigenas, y créame, nuestros derechos colectivos son los derechos de la biodiversidad de Colombia.

El pueblo arhuaco a través del mayor Álvaro Torres, delegado de los pueblos indígenas de Colombia en la Mesa Nacional de Alimentación, propone que es importante que en el comité de bioseguridad del país estén los pueblos indígenas y un representante de la ciudadanía. Necesitamos saber -como guardianes milenarios de la biodiversidad- cuáles son las semillas transgénicas que están ingresando al país, los agro-tóxicos que están contaminando el suelo y el agua, para poder prevenir y anticiparnos al futuro. Todos tenemos derecho a saber que estamos comiendo, ¿no cree?

La coca hace parte de una cosmovisión que respeta la vida por encima de todo. ¿Qué opinión le merece el riesgo al que se ven enfrentados los recursos naturales de Colombia hoy en día?

El problema es de visión. Se le llama desarrollo a la autodestrucción, no hay otra manera de denominar la locomotora minero-energética y a las más de 6.000 licencias ambientales otorgadas para este fin, de los cuales 2.236 están en territorio indígena y van a destruir más de 33 millones de hectáreas de selva, montaña y nacimientos de agua.

La minería ha significado más de 32 pueblos indigenas en extinción, y ha cobrado la vida de más de 2.236 dirigentes. La Sierra Nevada, por ejemplo, perdió a Luis Napoleón Torres, Hugues Chaparro, Ángel María torres, cabezas del pueblo arhuaco. Aún no nos hemos repuesto de este suceso porque los líderes son un parto de la historia, son irremplazables y repito para ellos mi admiración y gratitud por siempre. Ante este escenario desgarrador, proponemos SÈ –que como te dije-es la visión de los mamus de la Sierra Nevada de Santa Marta que reconoce los derechos de la naturaleza.

Sólo cuando las personas que habitamos este territorio tengamos paz en nuestro ser, tendrá paz nuestro país. La paz es un asunto de convivencia entre los seres humanos y la naturaleza, y la decisión de aquellos que se dedican al extractivismo o al tráfico de especies, genera caos y dolor a la madre.

La visión de desarrollo, como autodestrucción de la vida, materializada en el modelo económico extractivista, debe ser reestablecida por la relación fundante de nuestra identidad como es la relación madre-tierra. Esto significa una economía, una sociedad y un Estado al servicio de la vida, y no la vida al servicio del Estado y del mercado.

-Su participación en política se ha caracterizado por la defensa de los recursos naturales, de hecho, se encuentra promoviendo desde hace un tiempo un Referendo por los Derechos de la Naturaleza. ¿Qué tiene para decir al respecto?

Reestablecer la relación fundante madre-tierra es rescatar la ética del cuidado de la vida, por lo tanto la cooperación con los ciclos vitales debe ser una opción de vida personal, familiar, comunitaria y de país.

Los pueblos indígenas del mundo estamos unidos por esta conexión, es la visión que queremos que trascienda sin distinción de ideología, género o estrato a través de un Referendo por los Derechos de la Naturaleza.

Actualmente, el Referendo por los Derechos de la Naturaleza cuenta con procesos organizativos que lo apoyan como la Red de Arte para la Tierra Zeykibia (‘Semilla del pensamiento’ en lengua arhuaca). El resultado más recordado de este apoyo fue el albúm musical ‘Abre Sierra Renace Bakatá’, en el que participaron artistas como Héctor Buitrago, Jorge Celedón, Andrés Cépeda, Fonseca, entre otros.

También se han ido conformando comités promotores del referendo en las 5 cuencas hidrográficas de Colombia. En la región Caribe tenemos a ANEI (Asociación Nacional de Productores Agroecológicos Indígenas y Campesinos); en la región Pacífico, a la ecoaldea Pachamama y al movimiento Artes Vivas por La Tierra que recientemente desarrolló en la ciudad de Armenia (Quindío) una exhibición de arte distribuida en 60 estaciones que orientaban a la población sobre la semilla nativa y los daños medioambientales provocados por los proyectos la mina La Colosa y el Túnel de la Línea en la región; en la orinoquía, a la Red Natural de la Orinoquía, Meta Natural y la Red Hidrográfica del Piedemonte Llanero; en la amazonía, a la Red Natural de la Amazonía y la OPIAC (Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía); y en el Catatumbo, a las reservas forestales y agroalimentarias, y a los custodios de semillas.

Igualmente, contamos con el apoyo internacional del Pacto Mundial Consciente y amigos de Argentina, Francia y Australia que nos estarán acompañando este solsticio en Nabusimake, capital de los arhuacos, en un pagamento colectivo que hemos denominado ‘Todos somos semilla de nuestra madre tierra’.

El referendo defiende los derechos de las semillas como seres vivos, los derechos de los animales, los derechos del agua y los derechos de la tierra, conquistas legislativas que han sido posibles en Ecuador y Bolivia, y que consideramos fundamentales para la defensa del mayor patrimonio que tienen los colombianos: su biodiversidad.

-¿Cómo asumir la defensa de la vida en Colombia? ¿Ha acumulado enemigos por esto?

En el año 2004, mi familia -como muchas familias colombianas- debió salir del César y el ejercicio político, así como nos permite ganar reconocimientos, también te llena de detractores.

Sentar posición en Colombia es riesgoso. Sin embargo, espero que la violencia política que ha afectado a nuestro país durante todos estos años pueda superarse y tener críticos, opositores, pero no enemigos.

-¿Su condición indígena y de mujer le ha cerrado puertas?

El PNUD en su informe del 2011 evidencia la situación de la mujer rural en Colombia, en el marco del conflicto armado y perteneciente a un grupo étnico. Habla de cuatro exclusiones de las cuales he sido víctima por el hecho de ser mujer, y a esto hay que sumarle el rechazo por intentar superar los entronques patriarcales del mundo indígena y las estructurales patriarcales del mundo no indígena.

Desde el punto de vista laboral, es una realidad que la mujer campesina tiene aún un espacio que ganar. La ruralidad, inmersa en el conflicto armado, representa una carga emocional difícil de sobrellevar, sin embargo tengo que decir que en medio de la difícil situación que viví encontré manos amigas en esta ciudad que me permitieron sacar adelante a mi hija, personas que hacen parte de una generación activa que no ha perdido la esperanza en que somos el cambio que Colombia necesita.

Y como mujer indígena, opino que siendo Colombia un parto de mujeres indígenas, desde que se instauró la república, la mujer indígena no ha recibido el lugar que le corresponde y espero que cuando rescatemos el valor ancestral que tienen todas las mujeres, se respete la vida y se termine la violencia contra las mujeres de este país, que es al mismo tiempo violencia contra la tierra.

Como ve, yo soy mujer, madre cabeza de familia, indígena y además integrante de una familia afectada por el conflicto de este país, y créame, me ha tocado defender cosas como que la edad no es un impedimento para hacer política. Cuando fui electa concejal a la edad de 22 años, en una bancada de 11 concejales hombres, yo era la única mujer y tenía siempre las iniciativas de la defensa de la semilla, el agua, la cultura, el arte, la vida, son la ofrenda de los pueblos indígenas para que renazca Bakatá. No es fácil, la mayoría podían ser mis padres y abuelos, su mirada de Bogotá y de la política, sus acciones y movimientos son muy diferentes; me gustaría ver más jóvenes representando sus iniciativas en estos escenarios políticos.

Creemos en tu trabajo y opinión, por eso lo difundimos con créditos; si no estás de acuerdo, por favor contáctanos.


Artistas de Arttextum relacionados:

Edwin Sánchez, artista Arttextum
Edwin Sánchez
María Buenaventura, artista Arttextum
María Buenaventura
Valeria Caballero Aguilar
Valeria Caballero Aguilar